Jorge Ribadeneira

Los Aníbal y el deporte

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
2 de June de 2013 00:01

Hoy es un día muy deportivo. Veinte mil atletas y aficionados vuelven a las calles quiteñas para correr 15 kilómetros atravesando el sur, el centro y el norte de la ciudad, buscando la victoria o tratando de mejorar sus tiempos personales, con el reloj a la vista. El resto -miles también- gozando de los beneficios de la actividad física, desde los jóvenes plenos de vitalidad hasta los "Vilcabamba Boys" que corren por quincuagésima vez, demostrando que "todavía soplan". ¿Qué podemos hacer hoy? Pues recordar al atleta y periodista, Aníbal Araujo Martinod, quien -desde la primera carrera de Últimas Noticias, allá por 1960- se entregó a la prueba con alma y vida, como impulsor, y lo hizo hasta el último soplo de su vida. Fue un enamorado de la carrera que un día se llamó "Maratón de los Barrios Quiteños". Ya no estuvo en los últimos años pero hoy retorna a nuestra memoria, junto con mil y un recuerdos. Fue una gran figura del evento, un buen ciudadano, padre de Juan Araujo, otro baluarte del deporte.

En vista de que hemos entrado en el campo deportivo, vamos a mencionar otro tema, muy actual, que tiene sus puntos gratos y que merecen relieve. Lo hacemos bajo el lema de que "no solo de fútbol viven los seres humanos", pues existe también un deporte aficionado que funciona bastante bien, con el apoyo técnico y económico del Ministerio del Deporte. Cuenca fue escenario de los últimos Juegos Nacionales, con la participación de deportistas destacados de todas las provincias del país y Pichincha acaba de coronarse nuevamente campeón. Lo interesante es que desde el año 2004, los pichinchanos han sumado 33 títulos de campeones del Ecuador y solo han perdido 3. Nada menos que 76 deportistas de la provincia han tenido en ese lapso la satisfacción de un título panamericano o sudamericano. En el ambiente deportivo del país se reconoce que la Concentración Deportiva de Pichincha viene realizando, sobre todo en los nueve últimos años, una tarea muy positiva, que se traduce no solo en triunfos sino en una organización ejemplar. Da la coincidencia de que el Presidente de la Concentración lleva el mismo nombre del "viejito" Araujo. Es Aníbal Fuentes, médico desde hace 29 años en Píntag. Comenzó su dirigencia deportiva hace 17 años, como tercer suplente de la Asociación de Basquetbol, y lleva nueve años al frente de la CDP, en forma silenciosa y calificada.

Bien. Pero no nos vamos a olvidar del fútbol que, pese a quien le pese, es el deporte popular por excelencia. ¡Cómo olvidarnos si andamos tras la clasificación para el Mundial y vamos bastante bien, pero los teutones casi nos golean! Esperamos que el susto inicial del 4-0 (o 0-4) sirva para no confiarnos ni creernos mucho cuando lleguen los juegos ante Perú y Argentina. Estas eliminatorias son temibles y resultan lindas cuando hay una clasificación de por medio. San Aníbal ¿qué te cuesta? Taita Diosito, ayuda.