Carlos Jaramillo

‘Altiva y olvidada’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
12 de November de 2011 00:01

El 18 del presente mes se conmemora el CXCI aniversario de la proclamación de la independencia de Loja, que, según coinciden diversos historiadores, fue un acontecimiento incruento, sin mayores repercusiones. De ahí que Ángel Felicísimo Rojas asevere que “Loja, como ocurre con las matronas virtuosas del pasado, apenas tiene historia…”.

Con motivo de esta efemérides, el presidente de la Asociación de Lojanos residentes en Quito, Édgar Garrido, hace pocos días hizo la entrega a sus coterráneos de la magnífica sede de la entidad, de la que es su principal artífice. Para el efecto se cumplió un acto sobrio de inauguración y bendición del complejo social que tiene una superficie de una hectárea y está ubicado al norte de la capital, muy cerca del Club El Condado. Tiene un teatro de uso múltiple, un salón complementario y sendos salones para conferencias y exposiciones, administración, asociaciones cantonales de esa provincia austral, Centro de Difusión Cultural y para el Comité de Damas Lojanas; una cancha deportiva y parqueadero para 220 vehículos. El proyecto contempla un coliseo en la segunda etapa.

Capítulo aparte merecen la capilla en la que se venera a la Virgen del Cisne y un dispensario médico para servicio al público, en el que se cobra dos dólares por una consulta médica y tres por una radiografía, ejemplar obra social, que cuenta con la colaboración del Consejo Provincial de Pichincha y la Embajada de Japón, que donó modernos equipos.

El programa que se desarrolla estos días incluye diversas actividades sociales, religiosas, artísticas y deportivas. Destaca la coronación de la reina de la entidad, Doménica Arias Vivar, digna exponente de la belleza y la cultura características de la mujer lojana. No podía faltar la degustación de las sabrosas comidas típicas de ese fascinante rincón de la patria, para lo cual se hará una imitación en pequeño de las pintorescas ‘chinganas’ (covachas cubiertas con carpas y ramas, adornadas con buen gusto) que suele construirse a la vera del camino, con motivo de la peregrinación con la ‘Churona’, desde su santuario hasta la ciudad de Loja.

Para remate, Lucho Chauvín hará, por su cuenta y riesgo, el lanzamiento simbólico de una alforja repleta de sus ‘Obras incompletas’, recopilación de su vasta producción literaria en el difícil género del humor.

Con alborozo se celebra este aniversario en la provincia meridional, a la que canta ese gran compositor y poeta Benjamín Ortega: como una tierna madre con su piel arrugada, donde empieza la patria, altiva y olvidada, la provincia lojana, en las mismas fronteras, se duerme y se despierta, siempre entre cordilleras…

Aquí tras las montañas se oculta la ternura y en cada pueblo habita una amistad muy pura… Quien no conoce Loja, no conoce el Ecuador.