Manuel Terán

Alianza del Pacífico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
13 de June de 2012 00:04

México, Colombia, Perú y Chile conformaron un nuevo bloque de países, para actuar y tener una visión conjunta sobre algunos tópicos de actualidad. Los cuatro estados que se caracterizan por sus economías abiertas, que han firmado tratados comerciales con varios países del mundo, entre ellos con Estados Unidos, planean trabajar para en un futuro convertirse en un territorio en el que exista libre circulación de bienes y mercaderías, para tener un enfoque conjunto frente a los países del Asia; y, mediante más apertura económica, potencializar el desarrollo de sus miembros. A diferencia de otros proyectos de integración, su alianza está destinada a insertarse de lleno en la economía global más no aislarse como ha sido el caso de otras propuestas. La experiencia puede ser interesante si se tiene en cuenta que, sus economías suman cerca del 40% del PIB regional, son los destinos que receptan la mayor cantidad de inversión extranjera y el crecimiento económico proyectado para los próximos años está por encima del promedio ponderado para esta parte del mundo. Todo aquello les pone en una posición expectante para sentarse a la mesa del resto de socios comerciales de todo el orbe.

Se ha dicho por parte de sus promotores que “...no es un mecanismo excluyente ni alternativo, sino complementario ante otras propuestas", quizás para curarse en sano frente a las reservas de otros grupos de países. Vale destacar que esta alianza la conforman países que desde hace buen rato definieron una senda y no se han apartado de ese camino, pese a que en dos de ellos han habido cambios en su conducción política. Tienen un norte, eso es indispensable.

Como contraposición se encuentra en Latinoamérica un país continente que se mira a sí mismo, que actúa exclusivamente como le dictan sus propias necesidades. O sino consultemos los resultados de las políticas subregionales a países como Uruguay o Paraguay; o miremos la experiencia Argentina en donde un escalofrío recorre a sus empresarios cuando Brasil devalúa su moneda. Además, Argentina ha perdido el peso y la ascendencia que mantenía ante los otros países.

Por otro lado, la alianza bolivariana depende exclusivamente de los petrodólares del delirante mandatario venezolano. Durará mientras ese proyecto político se sostenga. En esos escenario hacia dónde nos dirigimos? La economía del Ecuador apenas representa cerca del 3% del PIB regional. Su presencia es marginal. Necesita formar parte de una alianza para conseguir los mayores beneficios posibles. Parecería que la mejor opción no es apostar al ostracismo, de vista a lo que sucede por este lado del Pacífico. Vale anotar que Costa Rica, Panamá y Canadá se hallan como observadores. Seremos de este lado de este inmenso espacio comercial, la única esquina de la costa que se quedará al margen del mismo. ¿Será eso lo que nos conviene?