2 de May de 2010 00:00

La Alcaldía con más plata

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Vicente Albornoz Guarderas

De las cuatro últimas administraciones municipales de Quito, la que más recursos tuvo fue la de Paco Moncayo. Es una pena que, habiendo tenido tanta plata, haya hecho tan poco por solucionar el tema de transporte y que hoy la ciudad esté colapsando.

Los últimos cuatro alcaldes de Quito fueron Rodrigo Paz, Jamil Mahuad, Roque Sevilla y Paco Moncayo. En promedio, durante los 4 años de la alcaldía de Paz, los ingresos anuales del Municipio fueron de USD 89 millones actuales, es decir, dólares limpiados de inflación. Durante los 6 años de Mahuad los mismos ingresos pasaron a USD 112 millones anuales (igualmente, dólares actuales). En los 2 años de Sevilla los ingresos se mantuvieron en un nivel muy similar con USD 113 millones.

Durante los 9 años de Paco Moncayo, los ingresos del Municipio fueron muy superiores con USD 225 millones . En otras palabras, la administración de Moncayo disfrutó, por más años que sus antecesores, de ingresos de más del doble en cada año. Con ese nivel de recursos debería haber solucionado muchos de los problemas que aquejan a esta ciudad. En lo referente al tránsito, hizo muy poco.

La terrible congestión en la capital se debe al gran número de vehículos nuevos que ingresan cada año a la ciudad, pero ese crecimiento de parque automotriz era una “guerra avisada” que se la podía prever hace más de 20 años. Justamente, pensando en eso es que se diseñó el Trole cuando Paz era alcalde. Luego se construyó la Ecovía y la ampliación del Trole hasta la Morán Valverde. Pero todo eso fue antes del inicio de la administración de Moncayo. Desde ese momento se construyeron las vías exclusivas de la América, la Maldonado y la Mariscal Sucre, pero todas tienes serios problemas de funcionamiento (o, simplemente no se usan), por lo que no son una buena alternativa de transporte. Y si no hay alternativas de ese tipo, si el transporte público no es rápido, cómodo y seguro, el que puede se compra un auto (y congestiona más).

A pesar de la abundancia de recursos, solo se construyó un túnel hacia Cumbayá, de dos carriles y además se prohibió que los buses lo usaran (mostrando una lógica opuesta al transporte público).

Nunca se concretaron proyectos que estaban en carpeta cuando terminó la administración de Roque Sevilla como la ecovía de la Cardenal de la Torre y algunas vías 'este-oeste'. Se perdieron años valiosos en los cuales se pudo construir vías rápidas hacia Cumbayá, Tumbaco y Los Chillos.

Y la ciudad colapsó. ¿Alguien se sorprende que eso haya ocurrido?

Pobre el actual Alcalde, que heredó una ciudad en la que la administración de su antecesor hizo tan poco para resolver los problemas de tránsito de la ciudad, por lo cual ahora tiene que recurrir a medidas tan extremas como el pico y placa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)