Betty Jumbo

Por favor que el agua llegue al Cotopaxi

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 26
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6

Al fin se puede ingresar al Parque Nacional Cotopaxi y visitar el refugio, luego de que estuvo cerrado por la actividad eruptiva del volcán.
Los visitantes y las personas relacionadas con la actividad turística están agradecidos por la apertura de esta área protegida.

La emoción que se experimenta al estar en uno de los paisajes más bellos se termina al ingresar a los baños. Si bien la zona está limpia, no hay agua en los inodoros y se debe tomar un tacho para cargar el líquido desde un tanque, colocado fuera del área. El problema es que no todos lo hacen y no es necesario decir cómo queda el lugar. De las llaves de los lavabos apenas cae un fino hilo de agua para lavarse las manos.

El Parque es el segundo destino más visitado del país, luego de las Islas Galápagos. Durante el 2014 llegaron 178 653 turistas y al año siguiente la cantidad bajó (142 116) por el cierre, debido a la emergencia. Tener esos miles de visitantes es una razón suficiente para contar con ese servicio.

Pareciera que este aspecto no fuera importante, pero lo es, porque de la calidad del servicio depende que los visitantes regresen y así se dinamiza esta actividad, que está deprimida, luego de que el parque fuera inhabilitado el 14 de agosto del 2015, por la reactivación del Cotopaxi. Se abrió luego de 119 días, pero el acceso al Refugio José Rivas se permitió a inicios de este mes, mientras que el ascenso a la cumbre está prohibido, por el peligro que representan sus grietas.

El Ministerio de Turismo tiene una buena iniciativa que ha dado resultados. Se trata de la campaña Baños Limpios, que se desarrolla con las estaciones de gasolineras del país, con el fin de que tengan esos sitios en buenas condiciones para los viajeros.

Cuando se circula por las carreteras se encuentra con que casi todos los establecimientos ofrecen baños casi impecables. Si ese plan ha tenido éxito también lo tendría en otros ámbitos; por ejemplo, si se aplicara en las áreas estatales como el Parque, administrado por el Ministerio del Ambiente.