Agencia IPS

Una crisis humanitaria en el mundo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 7
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0

Her Kamal

“El sufrimiento humano causado por conflictos armados y desastres alcanzó niveles asombrosos”, dijo el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, al explicar por qué el foro mundial celebrará la primera Cumbre Humanitaria Mundial el 23 y 24 de este mes en Estambul, Turquía.

Casi 60 millones de personas, la mitad de ellos niños y niñas, fueron obligados a abandonar sus hogares debido a los conflictos y la violencia, aseguró Ban. “El costo humano y económico de los desastres causados ​​por fenómenos naturales también va en aumento. En las últimas dos décadas, 218 millones de personas cada año se vieron afectadas por los desastres, a un costo anual para la economía global que ya supera los USD 300 000 millones”, destacó.

Expertos y altos funcionarios de la ONU calificaron a la situación actual como la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial”. Cómo hacer frente a este reto sin precedentes será la tarea de los 6 000 delegados que asistirán a la Cumbre Humanitaria.

“Toda crisis humanitaria es intrínsecamente singular y específica según su contexto”, respondió el político y diplomático británico Stephen O’Brien, que desde marzo de este año es el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios.

“Hay 125 millones de personas con necesidad de ayuda en el mundo hoy en día como consecuencia de los conflictos y los desastres naturales y más de 60 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza. Son los números más altos que tenemos registrados desde la segunda guerra mundial”, afirmó el jerarca de la Oficina para la Coordinación de Asuntos humanitarios (OCHA, en inglés).

Para O’Brien es evidente que el panorama de la acción humanitaria cambió mucho en los últimos años y que “colectivamente no hemos sido capaces de mantenernos al día de manera adecuada y de responder a los desafíos contemporáneos”, sostuvo.

No se trata de una crisis humanitaria, sino de numerosas crisis simultáneas, como la de Siria y el resto de la región y las consecuencias del fenómeno climático de El Niño, que en la actualidad afectan a 60 millones de personas en el mundo, manifestó.

El funcionario asegura que la Cumbre Humanitaria Mundial es una oportunidad única para mantener el impulso a favor del cambio generado durante más de tres años de consultas con los protagonistas en todo el mundo ​​y para enviar un mensaje de solidaridad y apoyo a los millones de personas en necesidad de ayuda. “Esperamos que los líderes mundiales asuman compromisos esenciales para actuar de manera significativa hacia la prevención, preparación y mitigación de las consecuencias de los conflictos, los desastres naturales, el desplazamiento y otras causas”, anotó.