Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
21 de January de 2014 00:02

Según boletín de prensa de enero 10 originado en Beijing, la empresa Wuhan realizará un estudio geológico para Ecuacorriente. Se menciona que Mirador entrará a la fase de producción a fines de 2016 .

Mirador es la única gran mina en etapa de desarrollo. La gran minería comenzará a aportar ingresos fiscales recién a inicios del próximo Gobierno.

En cuanto al petróleo, las previsiones del presupuesto 2014 dejan entrever que se espera un importante incremento de la producción en 2016.

La nueva interpretación de las reservas recuperables del campo Sacha es que son del mismo orden del que tenían cuando se inició su explotación en 1972. Lo que no es sorpresa. Nuevas tecnologías, rentables a los actuales precios de crudo, permiten reclasificar como recuperables reservas que antes no lo eran.

Lo que se dice de Sacha es aplicable a Shushufindi, Auca y todos los campos importantes del nororiente. Lo que aún no se anuncia es cuándo y a cargo de quién se inicia el programa de recuperación mejorada.

La recuperación mejorada permitiría frenar la caída de la producción. Para incrementarla sería necesaria la incorporación del ITT y Pungarayacu.

Lo único que hay del ITT es el anuncio oficial que Petroamazonas se hace cargo del proyecto; no se informa qué empresa le prestará servicios ni a partir de cuándo. No vemos cómo ITT pueda aportar a la producción dentro de dos años.

En cuanto a Pungarayacu, para cuya exploración hay un contrato con Ivanhoe, es crudo extrapesado, y no hay aún indicios que esté próximo a entrar en explotación. No es dable que Pungarayacu pueda aportar significativamente antes de 2017.

Estimamos poco probable que aumente la producción petrolera en 2016; en el mejor de los casos, esto se daría en 2017.

Respecto a la generación eléctrica, hoy la capacidad instalada tiene un bajo margen de seguridad en relación al consumo. La incorporación de las nuevas centrales irá de la mano del aumento de la demanda. Recién cuando entre en operaciones la última y mayor de todas, Coca-Codo Sinclair, habrá un superávit de capacidad instalada que permita reemplazar el consumo de petróleo en la generación eléctrica y sustituir el consumo del gas.

Está previsto que Coca-Codo esté lista en febrero 2016, pero el propio Plan de Electrificación prevé que lo más probable es que entre a generar en 2017.

Petróleo, cobre y electricidad, entonces, entrarían a aportar a la economía uno tras otro en 2017. Un próximo período presidencial.

Las perspectivas, como se las puede ver hoy, es que Rafael Correa tendrá que afrontar un deterioro económico paulatino durante el resto del período presidencial, para que su sucesor coseche los resultados de proyectos puestos en marcha en 2013 y 2014.

La reforma constitucional para permitir la reelección inmediata luce tentadora.