Milton Luna

13 prioridades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
5 de January de 2013 00:00

La Agenda Ciudadana por la Educación 2013-2021 que en estos días entrega el Contrato Social a los candidatos a la Presidencia y a la Asamblea, plantea 13 prioridades en las que debemos involucrarnos todos para obtener un efectivo cambio en la educación.

El documento habla de impulsar la sociedad educadora. Esto pasa por entender que la escuela no es la única que enseña. Los seres humanos aprendemos en diferentes espacios y momentos durante toda la vida. Se plantea construir comunidades, pueblos y ciudades educadoras.

Es necesaria una evaluación permanente. Pero se alerta sobre el uso de esquemas de evaluación parciales, estandarizados y punitivos. Conviene una evaluación formativa, participativa e integral que valore todos los conocimientos, las capacidades y las diferencias. Que se fundamente en los derechos humanos y contribuya a potenciar el pensamiento, las inteligencias, la creatividad y la autoestima.

Otra prioridad es la calidad. Se señala que desde hace décadas la mayoría de personas reciben una mala educación y las soluciones que se han dado no han sido consensuadas ni han tenido un enfoque de derechos. Se motiva al país a la construcción colectiva un concepto de calidad. Sin embargo, se llama previamente a consensuar sobre el tipo de sociedad que queremos y sobre el tipo de persona que queremos para que viabilice esa sociedad. Para esto se convoca a recuperar creativamente los paradigmas de los derechos humanos y del buen vivir que constan en la Constitución y los aportes liberadores de la pedagogía latinoamericana y mundial.

La Agenda emplaza a la superación del déficit de atención en educación inicial. En efecto 8 de cada 10 niños y niñas de cero hasta los cinco años no se benefician de programas para su desarrollo integral. Se debe ampliar y fortalecer la educación inicial a través de modalidades flexibles que privilegien el rol de las familias y la comunidad, en articulación con las instituciones especializadas en desarrollo infantil.

El documento reconoce los avances de los últimos años en el acceso a la educación básica, sin embargo hace notar la carencia de octavo, noveno y décimo años en poblaciones excluidas del campo y de la ciudad.

Se remarca que el Estado debe cumplir con la meta de universalización de la educación básica hasta el 2015. Este será el mejor logro contra el trabajo infantil y la exclusión.

Un serio problema es el del Bachillerato. Cuatro de cada diez jóvenes no lo culminan por falta de colegios. La mayoría de quienes acceden, reciben una formación deficiente para enfrentar la vida, la universidad o el trabajo.

El actual Bachillerato General Unificado (BGU) tiene fallas en su diseño, pertinencia y consenso. Se propone su rediseño y su universalización hasta el 2021.

Las siguientes prioridades de la Agenda se desarrollarán la semana próxima.