Tiempo de lectura: 5' 47'' No. de palabras: 954

Ecuador es parte del mapa internacional de países en donde apareció el consumo de nuevas sustancias psicoactivas (NSP), que pueden tener consecuencias mortales para sus consumidores. Estas "son difíciles de fiscalizar" y su oferta que comenzó hace 10 años se encuentra en continua evolución.

Esta es una de las conclusiones del informe mundial sobre narcóticos 2013, publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc). El número de NSP reportado por los países miembros de ese organismo subió de 166 a finales del 2009 a 251 a mediados del 2012. Eso es un incremento de más del 50%.

Las nuevas drogas sintéticas también penetran en otros países de América Latina, aunque los niveles de uso indebido de estas en la región son más bajos que en América del Norte o Europa. Ecuador junto a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá y Uruguay son los países en donde se registra la presencia de esas sustancias, según Unodc.

Esas revelaciones aparecen en medio del debate generado por la resolución 001 CD-2013 que fue aprobada por el Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes (Consep). Esta es una tabla que fija cantidades máximas para la tenencia de drogas en Ecuador con la idea de no criminalizar el consumo de estupefacientes.

Por ejemplo, se autoriza el porte como máximo de 10 gramos de marihuana, dos de pasta base de cocaína, una de clorhidrato, entre otras.

Las cantidades autorizadas de narcóticos fueron establecidas con base en un informe realizado por el Ministerio de Salud en el que constan análisis técnicos de toxicidad, psicológicos y biológicos sobre la tenencia y consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas para el uso personal.

¿Cuáles son las consecuencias médicas y físicas para quienes consumen las NSP o drogas sintéticas (ver puntuales arriba)? Doctores explican que el uso en exceso de ketamina, por ejemplo, provoca pérdida de conocimiento, coma, convulsiones, derrames cerebrales, asfixia y paros cardíacos.

imagen

El consumo de canabinoides (marihuana sintética) da psicosis, delirios, alucinaciones auditivas y táctiles. "Esto es muy común con estas drogas. He tenido varios pacientes que piensan que son Dios o creen que tienen poderes sobrenaturales", dijo Alfredo Hernández, administrador del centro de salud mental Improving Lives de Miami. Esas declaraciones las hizo el galeno a propósito de los casos de agresión reportados en Florida, EE.UU., a finales del 2012 como los casos de "canibalismo".

Las reacciones que se reportan con frecuencia en las personas que han requerido atención médica después de usar las 'sales de baño (catinonas sintéticas)' incluyen síntomas cardíacos (latidos rápidos del corazón, presión arterial alta y dolores en el pecho) y síntomas psiquiátricos como paranoia, alucinaciones y ataques de pánico.

Lo que hace que las NSP sean peligrosas, sostiene el informe, es la percepción que las rodea. "Se las comercializa a menudo como 'colocones legales', dando a entender que su consumo y utilización son inocuos, aunque la realidad puede ser muy diferente".

Para engañar a las autoridades, "los proveedores también han vendido y anunciado sus productos de forma agresiva y los han vendido con nombres de productos de uso diario relativamente inocuos como ambientadores de locales, sales de baño, inciensos vegetales e incluso abonos para plantas".

Para Rodrigo Tenorio, exdirector del Observatorio de Drogas del Consep, los resultados que se publican en el informe de Unodc no revelan un aumento del número de consumidores continuos o permanentes de narcóticos, sino que establece que alguna vez, en su vida o en los últimos años, estos probaron una de estas sustancias.

"Lo que está demostrando ese organismo es que la persona alguna vez usó drogas de tipo sintéticas no que es sea un consumidor", precisó. "La estadística de la Unodc es válida; sin embargo, en el hecho real, para demostrar quiénes están usando drogas no es adecuada".

Su origen y fabricación
La Unodc dice que las NSP posiblemente tienen su origen principalmente en Asia (oriental y sudoriental), sobre todo en países conocidos por sus industrias químicas y farmacéuticas avanzadas.

En cuanto al consumo en otros continentes, el reporte enfatiza que las sustancias químicas son un segmento importante del mercado. "Casi el 5% de la población de 15 a 24 años de edad ya ha experimentado con estas en la Unión Europea, lo que equivale a una quinta parte de los que han probado el cannabis y cerca de la mitad de los que han consumido drogas distintas de la marihuana".

En Canadá, las autoridades descubrieron 59 NSP en los dos primeros trimestres del año pasado. Eso equivale a casi como las detectadas en Estados Unidos. La mayoría de las sustancias eran catinonas sintéticas (18), cannabinoides sintéticos (16) y fenetilaminas (11).

Las sustancias
Las catinonas sintéticas, llamadas 'sales de baño', contienen un estimulante parecido a las anfetaminas. Produce euforia.

Los canabinoides sintéticos, conocidos como 'spice', son una mezcla de hierbas y aditivos químicos que producen efectos similares a los de la marihuana.

Las fenetilaminas incluyen compuestos químicos como la anfetamina. Produce euforia y movimientos descontrolados.

La Salvia Divinorum, también conocida como 'la hierba de los dioses', es una planta alucinógena que se consume en infusiones o fumando.

La ketamina es una droga sintética con potencial alucinógeno, originalmente utilizada como analgésico y antiséptico.

10 g de marihuana son permitidos para el porte, según la tabla del Consep.

Califique
2
( votos)