Tiempo de lectura: 6' 0'' No. de palabras: 997

Redacción Cuenca

Las orquídeas son un arcoiris. Los sentidos se dejan llevar por los colores, aromas y  formas. Así le ocurrió a la azuaya Betty León, quien  ha dedicado    45 de sus 77 años     a cultivar y cuidar  esas flores.

En su vivienda, al oeste de Cuenca, tiene un  invernadero  donde cuida     más de  3 000 orquídeas. Sus hijos, cuenta León, le dicen que uno de estos días las plantas se tomarán el hogar. Ríe y recuerda que comenzó con una orquídea que le regalaron. La puso en una caja de vidrio y  luego consiguió más.

Hay orquídeas para climas fríos, así que se puede cultivar en cualquier lugar de la Sierra; para climas tropicales o subtropicales como Guayas o Santo Domingo de los Tsáchilas, y para sembrarlas en la Amazonia.

La belleza no es todo al comprar una orquídea, que vale desde USD 5 a 35 en las plantaciones  (dependiendo del origen y por su traslado llega a costar más). El  interesado debe  considerar factores como la iluminación y ventilación. Se puede sembrar en una casa o un departamento, según el espacio.

Otro elemento importante es  no plantarlas en tierra. Es mejor usar sustratos elaborados de fibra de coco, cáscaras de pino y musgo. Las cinco libras valen USD 4.   También se las puede ubicar en los troncos de los árboles enredadas con musgos.

En el país hay tanta diversidad de orquídeas en colores y formas, sean nativas o híbridas (creadas en laboratorios).

En Azuay está la mayor empresa  que se dedica al desarrollo de híbridos. Se trata de Ecuagenera, que tiene todas las especies. Por eso,  Ecuador  es reconocido. Tiene más de 4 100 y en el mundo existen 28 000.

Se exporta a  Alemania, Singapur, Japón, EE.UU., Canadá, Tailandia, Panamá, Chile y otros.

Antes   comprar  una orquídea, José Portilla, gerente de Ecuagenera, dice que hay que   asesorarse. La Asociación Ecuatoriana de Orquideología puede ser una ayuda. Recomienda  preguntar  si la planta  crece en un clima frío o caliente. “Nunca deben comprar plantas de climas que no correspondan, eso las mataría”.

 León usa calefactores en  su invernadero para que las que necesitan calor   florezcan normalmente. Tiene un clima de  tres y  cuatro grados más de temperatura que  las del exterior.  Puso espuma flex  en las paredes de vidrio para que no ingrese el frío. En el techo colocó  ventiladores.

Cinco consejos

Las orquídeas pueden crecer en cualquier maceta  de plástico o cerámica. Lo vital  son los agujeros de desfogue de agua.  Si el líquido se  empoza  la planta puede morir. 
 
Si la orquídea  está en la casa y en cualquier clima  se riega dos veces a la semana. Si está al aire libre no se riega   en invierno y en verano se lo hace    pasando un  día.
Se usa fertilizante rico en nitrógeno para que crezca. Cuando    florece el  fertilizante debe  tener fósforo para  la floración.

Es mejor que la luz del sol no le dé directamente. Si está  a la intemperie debe estar  bajo  sombra. Casa contrario  hay que ubicarla en una ventana.

 No hay problemas. en tener  orquídeas dentro de  la  casa o en los  jardines. Lo que sí es importantes es tener  solo una planta por cada  maceta.

Paso a paso  la siembra de una orquídea y  preparación del sustrato

En los laboratorios  se crean las variedades de híbridos que se conservan en  botellas de vidrio. Allí crecen de forma masiva y aprovechan todo tipo de nutrientes.

Se prepara  el sustrato. El de  la fotografía está conformado por la mezcla de cáscara de pino, helecho arbóreo  y musgo. Hay otras opciones para elaborar este insumo. 

Otro paso previo   es regar el sustrato para que las raíces de las orquídeas no se deshidraten. También se  realiza cuando hay un cambio de un recipiente viejo a un nuevo.

La primera siembra  se  realiza  en una maceta comunitaria. Deben estar  de seis a 12  meses, luego irán a una maceta independiente. Se deben plantar de un mismo tipo.  

Clases

Phalaenopsis  es un híbrido de origen asiático. Se adapta a climas calientes e intermedios (no al  frío intenso).

Drácula gigas    es una especie nativa de Colombia y Ecuador,  que se desarrolla mejor en climas fríos.

Odontoglossum  cristatum   es una variedad nativa ecuatoriana que puede ser cultivada  en los climas fríos.

Burregeara Nelly  Isler    es un híbrido introducido  al Ecuador. Se desarrolla de mejor manera en la Sierra.

 La Miltonia   también fue introducida al país y es  un híbrido de laboratorio. Se acopla a climas fríos e intermedios.

La Stanhopea  migroviolasea   grandiflora fue  creada de especies  de Ecuador y de Colombia. De fácil adaptación.

Stanhopea connata    es nativa de la Amazonia ecuatoriana, que se adapta al frío y al calor sin mayores problemas.

Su nombre común   es toro y el científico Stanhopea embreei. Es de la zona occidental del país. Para todo clima.

Phalaenopis   con tonalidades rojas y rosadas. Llegó desde Madagascar y se adapta a temperaturas calientes.

Cattleya trianaei  crece en climas cálidos y secos. Es una especie que llegó al país  desde Colombia.

Phalaenopis  es un híbrido de origen asiático, que desarrolla de mejor manera en lugares cálidos y no tan fríos.

La Stanhopea migrovio   grandiflora  tiene una ventaja por su fácil adaptación en cualquier clima o región.

Bealara Marsich  Jaguar dream   es una especie de laboratorio creada en Europa de clima frío, principalmente.

Epidendrum Pacific  Glory  es un híbrido de fácil adaptación. Su nombre común es la flor de Cristo. Se usa para infusiones.

La Odontosidium  Christhofer Merino    fue creada en Ecuagenera (Azuay). Lleva el nombre del hijo del creador.
Califique
2
( votos)