Tiempo de lectura: 7' 57'' No. de palabras: 1284

Los centros comerciales atraviesan su mejor momento para expandirse en Ecuador. La mayoría opera en Quito, Guayaquil y Cuenca, pero el espacio parece quedar cada vez pequeño y ahora otros cantones ya cuentan con este tipo de infraestructuras.

Machala, Daule, Riobamba, Quevedo, Manta, Portoviejo, entre otros forman parte del mapa de ubicación de los ‘malls’ construidos en los últimos cuatro años.

Detrás de estas millonarias inversiones, el Servicio de Rentas Internas (SRI) ha identificado  a seis grupos económicos, de un total de 100, con participación en los grandes centros comerciales. 

Corporaciones Favorita, El Rosado, Banco Pichincha, Gerardo Ortiz, Consorcio Nobis y Grupo Quicentros son parte de  la lista y están presentes en todo el país.   Los ingresos que percibieron estos negocios superan el millón de dólares  anuales  (ver infografía).
Existen dos grupos económicos con mayor expansión en esta línea de negocios: Corporación Favorita, liderado por la familia Wright, quinto grupo económico del país; y Corporación El Rosado, por la familia Czarninski, que está en el puesto 11 de los grupos económicos. Ambos se abrieron camino a manera de cadenas.

Romeo Carpio, ex jefe nacional de Grandes contribuyentes y Fiscalía Internacional del SRI, explica que estos grupos apuntan a sitios con amplio movimiento y posibilidad de expandirse. Y sobre todo apuntan a sitios donde difícilmente inversionistas pueden abrir un nuevo mercado, es decir, en donde no se ha explorado este concepto.

El Rosado tiene su peso comercial con los Riocentro, en Guayaquil, y con los Paseo Shopping fuera de esta ciudad. El ‘Paseo’ número 15 fue abierto en Daule (Guayas), en diciembre pasado, mientras que uno nuevo se levanta en General Villamil Playas, en la misma provincia.

Corporación Favorita tiene participación única o compartida en 10 centros comerciales, que también expandió en ciudades más pequeñas como Ambato, Loja y  Esmeraldas. Aunque hace 20 años el grupo apostó por centros de mayor dimensión, como Mall El Jardín en Quito y Mall del Sol (en Guayaquil). En este último caso ingresó como accionista minoritario del Consorcio Nobis.

En Cuenca están Mall del Río y Monay Shopping, del grupo Gerardo Ortiz e Hijos. Juan Fernando Cordero, gerente de ambos centros, dice que tiene interés en ubicarse en ciudades de las provincias de El Oro y Loja, en los próximos años.  Mientras esto se concrenta, este año ampliará el Mall del Río en  5000 m2, para locales y 600 parqueaderos para los clientes con una inversión de USD 2 millones.

Para la expansión de centros comerciales algunos grupos económicos decidieron unirse o buscar el aporte de otros conglomerados empresariales, que aún no han sido identificados en el ranking del Servicio de Rentas Internas (SRI).

La norma sobre grupos económicos establece que cada uno de estos estará conformado por las empresas que tienen relación a través del capital accionario en una o varias personas, analiza Romeo Carpio, ex funcionario del SRI.

El art. 5 del Reglamento para la aplicación de la Ley de Régimen Tributario Interno precisa que deben poseer directa o indirectamente más del 40% de participación accionaria en otras sociedades. En el país, según el SRI, al 2012 se registraron 100 grupos económicos, frente a los 17 que se registraban en el 2007.

En Guayaquil, a través de la compañía Beauport, Consorcio Nobis (representado por Isabel Noboa) maneja la mayoría del paquete accionario de Mall del Sol (89%), mientras que su socio, Corporación Favorita, hace lo propio a través de Inversión y Desarrollo (Invede SA) con 11% de las acciones.

Los cinco primeros años de operaciones fueron difíciles (1997 a 2002, que ocurrió la crisis financiera y la dolarización). Debido a la situación del país, los clientes no tenían poder adquisitivo, recuerda Víctor Naula, gerente general de Mall del Sol. El centro comercial iba perdiendo concesionarios, por lo que la firma tuvo que hacer grandes descuentos a sus clientes y esos valores fueron asumidos por el Consorcio Nobis, mediante la capitalización de USD 6 millones.

Pero desde el 2003, los ciudadanos fueron adquiriendo estabilidad económica, el Mall del Sol comenzó a invertir en ampliaciones arquitectónicas y actualmente recibe a 1,5 millones de personas por mes. Su facturación anual, agrega, se aproxima a los USD 15 millones, solo en la línea inmobiliaria (concesiones).

Invede SA también tiene participación en Mall del Sur (2004) y City Mall (2011). En ambos casos participa junto con Seruvi SA, del Grupo Empresarial Romero. Mientras que en el caso de City Mall hay un tercer inversionista: Metros Cuadrados, Estrategas Inmobiliarios Megainmobiliaria Leticia García, gerenta de Marketing de Mall del Sur, califica de exitoso el resultado del grupo promotor al que pertenece. “Nos abre puertas y facilita el contacto con las grandes marcas, que apuestan por nuestros centros”, expresa en referencia a City Mall y Village Plaza, en donde participa la Corporación Favorita.

Mall del Sur cuenta con 135 locales y recibe al mes 1,3 millones de personas en temporadas normales y época alta (Día del Madre y Navidad) el tránsito llega a 1,6 millones de visitantes.

Village Plaza, en Samborondón, tiene 90 locales en 40 000 m2. Según Natalia Tamariz, gerenta de Marketing, el sitio es estratégico, por ser un polo de desarrollo habitacional y comercial cercano a Guayaquil. Sus marcas anclas son Megamaxi, Juguetón, Sukocina, Bebemundo y Strikes Bowling. Este es un tópico similar en los malls donde está La Favorita.

Lo propio sucede con Multicines y el Teatro, del Grupo Banco Pichincha, situados en Condado Shopping y el Centro Comercial Iñaquito, según lo establece el SRI. En estos negocios se niega que pertenezcan a un mismo grupo, aunque se indica que hay accionistas con participación en ambos sitios. De hecho la Superintendencia de Compañías así lo precisa en su web (www.supercias.gob.ec).

Algunos de estos centros comerciales son tan grandes que varios grupos se hacen cargo de su construcción, como en el San Luis Shopping, cuenta Carpio. Este, en su mayoría, es del grupo Quicentro.

La expansión también se siente en zonas como Cumbayá, en Pichincha. A fines del 2012 se abrió Scala Shopping cuya razón social, Inmodiamente, se la incluye en el grupo Nestlé. Y estaría relacionado con CCI y Condado Shopping por parte de la familia Salazar (Juan Fernando Salazar es gerente de CCI y presidente de Scala).

Otro grupo económico, el 56 en el ranking del SRI, se abre camino para entrar a competir en el negocio de centros comerciales claramente concentrado en seis conglomerados. Se trata de La Ganga, que lleva el 25% de construcción del Mall El Fortín, ubicado en una zona periférica de Guayaquil, con escasa exploración comercial.

Tras el éxito de los centros cerrados, las plazas lograron un despunte en Guayaquil de la mano de La Piazza, cuya marca le pertenece a la constructora Conalba. Estos son construidos a campo abierto (sin climatización general). Tienen seis edificaciones a una sola planta, que juntan 32 000 m2 de construcción, entre Guayaquil, Samborondón, Daule y Machala.

En La Piazza el accionista común es Conalba, presidido por el empresario Alfredo Baquerizo, pero no necesariamente el mayor inversionista. Los otros accionistas son representantes de urbanizaciones privadas en donde funciona uno de estos negocios.

Las alianzas entre grupos De 1 a 2 millones de personas visitan en promedio cada mes los principales centros comerciales.

100 grupos económicos se registraron el 2012, frente a 17 en el 2007.

imagen

Califique
2
( votos)