Tiempo de lectura: 4' 3'' No. de palabras: 634

De cada 10 barriles de petróleo que el Estado ecuatoriano exportó el año pasado, 8 fueron a manos de empresas chinas de manera directa y sin licitación.

Ello implicó un incremento cercano a 16 puntos porcentuales respecto al dato registrado en el 2011, cuando el 64% de las exportaciones de crudo llegaron a manos chinas, según datos revelados ayer por el gerente de Petroecuador, Marco Calvopiña.

Las transacciones se han llevado a cabo bajo los contratos de venta anticipada de petróleo con el gigante asiático que arrancaron en julio del 2009.

Los acuerdos, también calificados como contratos a largo plazo, implican una exportación de petróleo a cambio de desembolsos anticipados de parte de China para el Ecuador, de USD 1 000 millones y con tasas de interés que varían entre el 6 y 7,25% anual.

Desde el 2009, la venta directa de petróleo a China para pagar estos préstamos ha ido creciendo progresivamente. Así, hasta el año pasado ambos países mantenían tres contratos vigentes que equivalían a una deuda por USD 4 000 millones para el Ecuador.

Esta deuda se va amortizando con un porcentaje de cada barril que exporta el país y que el año pasado bordeaba el 15%.

Sin embargo, los contratos son poco transparentes y no se conoce específicamente cuánto petróleo se va en cada uno ellos.

En este escenario, ni Petroecuador ni el Ministerio de Finanzas han explicado el porqué cada vez se destina más petróleo a China.

El secretario del Observatorio de la Política Fiscal, Jaime Carrera, indicó que a finales del año pasado se firmó un nuevo crédito desde China y de USD 2 000 millones, pero este último se comenzará a cobrar desde que se haga el desembolso a las arcas fiscales.

Cuando eso suceda también se comenzará a pagar con más petróleo la deuda al gigante asiático.

Para Carrera, China tiene un triple beneficio con estos contratos. Por un lado, recibe el petróleo nacional de manera directa y preferente. En segundo lugar, el crudo sirve para garantizar los préstamos que le hace al Ecuador, a altas tasas de interés. Y finalmente, esos créditos son para pagar las obras que realizan las empresas chinas.

imagen

En cambio, para el Ecuador, hay tres desventajas. Por un lado, no obtiene mejores precios en la venta de crudo. Además, debe pagar altas tasas de interés, a diferencia de países vecinos como Bolivia o Paraguay. Finalmente, pierde la oportunidad de licitar obras de infraestructura con empresas internacionales que busquen invertir.

Calvopiña reveló además que el Ecuador cada vez intercambia menos crudo por derivados con Venezuela, por las dificultades que ha tenido en sus refinerías. El año pasado fue apenas el 2,5% del total exportado del país.

10 ofertas para crudo Oriente Petroecuador lanzó ayer un concurso de 4,3 millones de barriles de crudo nacional tipo Oriente.

Esta licitación se dio en dos lotes, cada uno ellos de seis cargamentos de 360 000 barriles.

A la oferta fueron invitadas 16 empresas privadas y estatales. De ellas, sin embargo, se excusaron y fueron descalificadas 6. Entre los invitados estuvieron Petrovietnam, Petroperú, Maldives, Unipec, Valero, Petrochina, BP, Repsol, Astra, SK y Noble, entre otras.

Las empresas que mejores ofertas presentaron fueron Repsol para el primer lote con un diferencial positivo de USD 8.41 por barril por sobre el precio del marcador internacional West Texas Intermediate (WTI). Y para el segundo lote, la mejor oferta fue la de Petroperú con un diferencial positivo de USD 5.69 por barril sobre el WTI.

Las adjudicaciones se darán a conocer hoy. Petroecuador informó, además, que el año pasado se exportaron 112 millones de barriles de crudo Napo y Oriente a un promedio de USD 98,5 por barril.

Califique
2
( votos)