Tiempo de lectura: 3' 46'' No. de palabras: 594

La oferta de cocinas eléctricas en el Ecuador es limitada y los precios en los almacenes no son competitivos con aquellos de las cocinas que usan como combustible el Gas Licuado de Petróleo (GLP).

El anuncio realizado el sábado pasado por el presidente Rafael Correa, de retirar el subsidio al gas en 2016, ha incentivado a los consumidores a consultar qué tipo de alternativas hay en el mercado.

Para que se dé la eliminación del subsidio tienen que cumplirse dos condiciones. La primera, que entren en operación las nuevas ocho centrales hidroeléctricas (Coca-Codo Sinclair, Sopladora, Toachi Pilatón, entre otras).

La segunda condición es que se lleve a cabo una campaña nacional de reemplazo de cocinas de gas por cocinas eléctricas de inducción, de mayor eficiencia.

Este programa tiene un antecedente en el programa de entrega de cocinas de inducción que llevó a cabo el Ministerio de Electricidad entre el 2009 y el 2012 en las poblaciones fronterizas del Carchi. De acuerdo con cifras oficiales, se regalaron alrededor de 5 000 cocinas de inducción para desplazar el uso de GLP y reducir el contrabando hacia Colombia.

A cada familia se entregó una cocina de inducción de dos quemadores más dos ollas y una sartén de materiales ferromagnéticos, especiales para este tipo de cocinas.

Cada uno de estos combos era de origen chino y costaba alrededor de USD 50. Sin embargo, estos productos no se ofertan actualmente en el mercado de los principales almacenes de electrodomésticos y ferreterías de Quito.

Este Diario hizo un recorrido por ocho locales de electrodomésticos y venta de aparatos para el hogar. Pero solo en dos de ellos se exhibían cocinas eléctricas de inducción con precios desde USD 800, con cuatro quemadores.

En otros locales como almacenes La Ganga, Créditos Económicos o Japón solo se ofertan cocinas a gas.

Locales más especializados como Kywi tienen en exhibición solo cocinas eléctricas de vitrocerámica. Estas son cocinas de una tecnología anterior y consumen el triple de las cocinas de inducción.

En Kywi las cocinas eléctricas de vitrocerámica se ofertan desde USD 50 con un quemador hasta USD 400 con cuatro quemadores.

Dependientes de Kywi indicaron que tuvieron hace cinco meses cocinas de inducción de un quemador en USD 30 pero ya quedaron descontinuadas.

El experto en Energías Renovables, Gabriel Salazar, explica que las cocinas eléctricas de vitrocerámica tienen un rendimiento de alrededor de 40%, similar a que registran las cocinas a gas.

Es decir, que del 100% de energía que reciben, solo el 40% se aprovecha para la cocción de alimentos mientras que el 60% restante se pierde en el ambiente en forma de calor.

En contraste, las cocinas de inducción tienen un rendimiento de entre el 85% y el 90% porque utilizan un campo electromagnético para calentar la comida.

Este tipo de cocinas utilizan ollas especiales de acero inoxidable, hierro colado o hierro enlozado que cuestan el doble de otros materiales como el aluminio.

En locales como Home Vega u Hogar 2000 se exhiben las cocinas de inducción pero sus precios van de USD 800 (cuatro quemadores) a USD 1 500 (cinco quemadores). Sin embargo, Salazar destaca que en el mercado internacional se pueden encontrar cocinas de inducción desde USD 30.

Según datos del Ministerio de Electricidad, una familia de cuatro miembros de clase media que prepara sus alimentos con una cocina de inducción aumenta su consumo de electricidad en 100 kilovatios-hora al mes. Es decir, USD 8.

imagen


Califique
2
( votos)