Tiempo de lectura: 3' 22'' No. de palabras: 523

La pugna entre la industria automotriz y el Gobierno sobre la imposición de aranceles a los CKD (partes de autos) ha dejado como resultado la disminución de la producción de las tres ensambladoras de vehículos del país.

Aymesa (Kia), Maresa (Mazda) y Ómnibus BB (Chevrolet) han reducido estos días sus horas diarias de trabajo, indicaron trabajadores de las fábricas que dialogaron con este Diario pero que pidieron la reserva de su nombre.

Iván P. (nombre protegido), quien labora en Aymesa, indicó que entre julio y diciembre, normalmente, en la fábrica se trabaja entre 10 y 12 horas al día.

Sin embargo, actualmente, ante la falta de CKD para el ensamblaje, la jornada laboral se ha reducido a máximo ocho horas.

“Esto representa menos recursos para nuestras familias, porque antes cobrábamos horas extras y ahora no. También trabajábamos los sábados en esta temporada, pero ahora no podemos hacerlo”.

Añadió que en esta temporada se fabricaban 1 700 automóviles mensuales de los modelos Kia que se arman en el país (Rio Stylus, Pregio y Sportage), pero ahora “solo estamos ensamblando 1 000 unidades”, explica.

Una situación similar se vive en Ómnibus BB, ensambladora de Chevrolet ubicada en el norte de Quito. Pedro G. (nombre protegido), operario de la fábrica, explica que durante las últimas dos semanas no han laborado los días viernes para ahorrar CKD que sirven para la fabricación de vehículos.

Aseguró, sin embargo, que les comunicaron que las plazas de trabajo “están aseguradas”.

“La empresa nos paga como si trabajáramos normalmente, pero no ganamos horas extras. Hace un año nos dieron vacaciones una semana y luego nos llamaron. Pero hubo gente a la que no le llamaron”, recuerda Pedro G., atemorizado por rumores de recorte de personal pues Omnibus ya tuvo una paralización en el 2009 por problemas con la importación de CKD. En aquella ocasión, debido a los cupos y salvaguardias determinadas por el Gobierno.

Este Diario buscó la versión de la Cámara Nacional de la Industria Automotriz (Cinae) respecto al tema pero no tuvo respuesta.

En semanas pasadas, portavoces de las ensambladores indicaron que no desaduanizarían los CKD importados hasta que el Gobierno realice cambios a la resolución 18 del Consejo de Comercio Exterior que dispuso la imposición de aranceles del 5% al 18% para ese tipo de materias primas.

Los industriales indican que se apliquen los aranceles de manera simultánea a un descuento por el componente nacional que contengan las unidades fabricadas en el país. La resolución 18 contempla estos descuentos pero establece un plazo hasta diciembre para que el Ministerio de Industrias los calcule.

Mientras el tema no se resuelve, los modelos de vehículos armados en el país escasean.

Este Diario hizo un recorrido por almacenes de Chevrolet, Maza y Kia y se indicó que no disponen de los modelos Aveo Emotion y Kia Rio Stylus, ambos ensamblados en el país. En los concesionarios Mazda se dijo que el ‘stock’ de camionetas BT-50 se agotaría en octubre próximo.

Califique
2
( votos)