Tiempo de lectura: 2' 16'' No. de palabras: 348

A lo largo de los últimos años, la presentación de los estados de cuenta se ha vuelto más práctica y de mejor comprensión para el cliente.

Sin embargo, María Fernanda Freire, asesora de crédito de una institución financiera, afirma que, pese a que se han hecho grandes esfuerzos, aún los clientes tienen inconvenientes en la lectura de estos balances.

Por ello, esta experta da algunas indicaciones claves para que los clientes hagan de esta tarea un proceso menos tedioso.

El primer punto a tomar en cuenta es que los estados de cuenta, por cuestión de espacio, suelen incorporar siglas. Eso es lo que más confunde a los lectores. Pero no se preocupe, si usted se toma un poco de tiempo puede consultar en el reverso del estado de cuenta su significado.

Así por ejemplo, cuando usted vea en su planilla la sigla N/D, eso significa un débito, es decir, que le están cobrando algún valor. Si en cambio aparece N/C, significa un crédito o, dicho de otra manera, un valor que se añade a su tarjeta.

Freire señala, además, que en el reverso de los estados de cuenta consta información sobre los intereses, las tarifas y hasta teléfonos de ayuda y asesoramiento.

Una vez que haya leído el revés del estado de cuenta, entonces empiece por leer el frente. Lo primero que debe asegurarse es que el monto que pagó el mes anterior coincida con el rubro especificado en la planilla. Por ello, guarde siempre la papeleta de depósito del mes pasado.

Acto seguido, verifique que las compras que usted realizó estén detalladas por establecimiento y montos, compruebe que efectivamente hizo esas compras.

Recuerde que, según su banco, los avances de efectivo se cobran todo al final de mes y en otros casos se cobra como si fuera un diferido, que incluye intereses.

Finalmente, vea el monto a pagar y la fecha máxima en que deberá realizar dicha cancelación.

Califique
2
( votos)