Tiempo de lectura: 8' 25'' No. de palabras: 1421

La aprobación en la Asamblea Nacional del proyecto de Código de Relaciones Laborales generaría una transformación en cuanto al pago de pensiones jubilares en el país.

El anteproyecto del documento establece que este mecanismo, vigente desde la creación del Código Laboral en 1938, será eliminado y reemplazado por el pago de un bono que se calculará en base a los años de servicio del trabajador.

Sin embargo, aún no se ha especificado cómo se hará el cálculo, en qué momento será cancelado el dinero, quiénes serán los beneficiarios, etc. En la norma actual se aplica para todos los que hubieren trabajado 25 años en una firma.

Este mecanismo surgió para cubrir la falta de seguridad social para los empleados. Posteriormente apareció la jubilación general, con la creación del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, pero no se eliminó la patronal.

A esta última se puede acceder desde los 40 años. En este caso estarían, por ejemplo, los trabajadores que empezaron su vida laboral a los 15 años de edad.

También pueden acceder las personas que hubieran sobrepasado los 25 años de trabajo. La decisión de acogerse a la jubilación está en manos del empleado, aunque las empresas, según los juristas, usualmente incentivan al trabajador para que se acoja a este proceso apenas cumpla el tiempo.

Francisco Díaz Garaicoa, ex ministro de Trabajo, explica que el monto que se pague por jubilación patronal no es susceptible de ningún descuento, por lo que la gente debe estar consciente de ello cuando reciba su dinero.

Hay que tomar en cuenta que los empleados de las entidades públicas, que están regidos por Ley Orgánica de Servicio Público, no pueden acogerse a la jubilación patronal. Esta se aplica únicamente para los empleados que están bajo el Código del Trabajo.

En el caso de los empleados privados, el beneficio es para todos aquellos que hayan cumplido los 25 años de trabajo. Entre ellos está Fernando E., quien laboró cerca de 22 años en una empresa. Fue despedido y no supo que podía cobrar su pensión. Cree que perdió el beneficio, aunque pudo optar por una jubilación parcial (ver puntuales). El jurista Joaquín Viteri señaló que este es un derecho que no prescribe. Esta es decisión de la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Si el patrono paga un monto global al empleado por pensión jubilar termina cualquier obligación económica con este

Las personas  que tengan 25 o más años de servicio en una empresa tienen derecho a la jubilación patronal.

Para recibir la pensión   patronal deben haber trabajado, de forma continua o discontinua, en una sola empresa.

La jubilación patronal  se deberá pagar de forma mensual al titular hasta su muerte. Para calcular el monto se toma en cuenta factores relacionados con los años de servicio, edad en que la persona se acoge a la jubilación y las últimas cinco remuneraciones.

Existe la opción de recibir la jubilación patronal en un solo monto. Iván Nolivos, juez de la Sala Laboral Temporal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), explica que la ley no establece una fórmula exacta para el cálculo, pero las empresas pueden realizar o contratar un estudio actuarial para determinar el monto del fondo completo.

El artículo 216 del Código del Trabajo establece que si la persona recibe solo la jubilación patronal, esta no podrá ser menor a USD 30. Si la persona recibe también la jubilación del IESS su pensión patronal no podrá ser menor a USD 20.

En cuanto al monto global, las personas que se acojan a este mecanismo no podrán recibir un monto menor al 50% del sueldo que recibían al momento de acogerse a la jubilación, multiplicado por los años de labor.

Las personas que no hayan sido afiliadas al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social también tienen derecho a recibir la pensión patronal. Para ellos hay un cálculo especial.

Si un jubilado fallece, sus herederos tienen derecho a recibir un año de pensión patronal

El pago de la jubilación patronal se puede hacer de forma directa o a través del depósito en una cuenta.

Si por algún motivo el empleado fallece, la empresa debe seguir pagando el monto de la pensión jubilar por un año más a los herederos de este.

Joaquín Viteri,  abogado vinculado a las organizaciones sindicales, dice que la gente prefiere recibir un monto global, debido a que si muere al año de jubilación la empresa solo deberá pagar un año más de pensión, mientras que el pago único equivale a una proyección de los años que se viviría.

Si la persona quiere  recibir la pensión jubilar patronal cada mes, esta será igual hasta el fallecimiento del titular. La diferencia con la pensión del IESS es que esta última se reajusta con factores como la inflación.

Los trabajadores que  hubieren laborado entre 20 y 25 años y hayan sido despedidos tienen derecho a la jubilación patronal. El pago será proporcional a los años de servicio.

Además de la pensión, los jubilados tienen derecho a recibir la decimatercera y la decimacuarta remuneraciones todos los años. Se calculará el monto de estos dineros dividiendo todo lo pagado durante el año por concepto de pensiones de jubilación patronal para 12 meses (diciembre del año anterior a noviembre del año que se va a pagar este beneficio).

La pensión jubilar es un monto que cuenta con garantías para evitar que sufra algún tipo de descuento

Para que la persona  pueda recibir el dinero de la jubilación patronal debe terminar la relación laboral, es decir, salir de la empresa notificando su decisión (no implica renuncia).

Una vez que el empleado se acoge a su jubilación patronal la empresa no debe pagarle ningún valor aparte de la pensión.

Eddy Troya,  miembro de la Asociación de Gestión Humana del Ecuador, recomienda que la notificación al empleador para acogerse a la patronal debe hacerse con 90 días de anticipación, por los trámites.

Entre los requisitos para acceder a la jubilación patronal está una solicitud dirigida al Director Regional del Trabajo, copia de la cédula del trabajador, copia del aviso de entrada y de salida del IESS (o copia del carné de afiliación). Para quienes salgan entre 20 y 25 años se requiere el acta de finiquito (documento de terminación de la relación laboral entre empleador y trabajador).

El procedimiento,  a cargo de la firma, consiste en dejar los papeles en el área de documentación y archivo del Ministerio de Relaciones Laborales. La entidad hará la liquidación. El monto será dado a conocer al empleador en un plazo de siete días. Una vez aprobado se registra el acta de jubilación patronal y se puede proceder al pago.

El empleado que tenga dudas sobre el pago de su jubilación patronal puede acudir a la oficina de asistencia en jubilación patronal a jubilados, trabajadores y empleadores del Ministerio de Relaciones Laborales. En Quito esta se halla en las oficinas del ente en la Clemente Ponce 555 y Pïedrahíta.

Francisco Díaz Garaicoa,  ex ministro de Trabajo, indicó que no se puede descontar Impuesto a la Renta ni ningún otro . Así lo establece el Código y la Ley de Equidad Tributaria.

Otra de las garantías  con las que cuenta la jubilación patronal es que en el caso que quiebre la empresa pagadora lo primero que deberá liquidar es el monto por pensiones jubilares para los beneficiarios.

El Centro de Estudios de la Política Laboral indicó que las empresas deben empezar a guardar una provisión para el pago de la jubilación patronal desde los 20 años de servicio de un trabajador.

Ningún empleado con más de 25 años de servicio puede negarse a recibir la jubilación. Este, de acuerdo con las normativas del país, es un derecho irrenunciable. Así lo explicó el jurista Gabriel Recalde.

Para el pago de un monto global es posible llegar a un acuerdo de pago.

Califique
2
( votos)