Tiempo de lectura: 4' 7'' No. de palabras: 679

El Estado podrá pagar el total de la compensación económica por jubilación o retiro voluntario de los burócratas en bonos del Estado.

Esta medida consta en el Decreto Ejecutivo 99, emitido el pasado 2 de septiembre y publicado en el Registro Oficial hace tres días. En dicho documento se reforma el artículo 288 del Reglamento a la Ley Orgánica de Servicio Público.

La normativa anterior establecía que, en caso que no hubiera disponibilidad presupuestaria, el Estado podría cancelar el 50% con bonos y la otra mitad en efectivo. Ahora, la normativa dice lo siguiente: "la compensación económica podrá ser cancelada en bonos del Estado si no existiere la disponibilidad presupuestaria suficiente, caso contrario se pagará en efectivo".

La medida aplica para servidores que están entre los 60 y 69 años de edad. Para Miguel García, presidente de la Federación Nacional de Servidores Públicos (Fenasep), no es una decisión acertada porque, por un lado, la gente no tiene conocimiento de cómo comerciar con papeles y, por otro, porque requiere el dinero en efectivo.

Sin problemas de presupuesto, según el artículo 129 de la Ley Orgánica del Servicio Público (Losep), la compensación que les corresponde a quienes se jubilen es de cinco salarios básicos por cada año de servicio, a partir del quinto año de labor en la entidad estatal.

A esto aspiraba María P., una trabajadora con 30 años en un ente de educación superior, pero que le faltan cinco años para cumplir la edad para poder jubilarse.

"Pensé que iba a recibir el dinero en dólares. Ahora, si se presenta la coyuntura de que no existe el presupuesto me pagarán en bonos, que no tengo idea de cómo puedo convertirlos en dinero en efectivo".

Otras personas, sin embargo, no comparten su criterio. Remigio Hurtado, presidente de la Confederación Nacional de Servidores Públicos (Conasep), indicó que hay gente que prefiere recibir su jubilación en bonos estatales antes que esperar hasta los 70 años para recibir el dinero en efectivo -el artículo 289 del Reglamento de la Losep establece que a estos trabajadores no se les pagará en bonos-.

En esa situación, según el dirigente sindical, están los trabajadores del sector de la educación, particularmente docentes. Ellos, desde hace tres meses, ya se están acogiendo de manera voluntaria al pago de la compensación mediante bonos. Se calcula que hasta la fecha son un total de 930 personas.

En junio pasado, el ministro de Educación, Augusto Espinosa, ya presentó a los docentes la propuesta para que las personas que deseen jubilarse, y no estén en la lista de retiros, reciban bonos estatales.

"Hay que ver el plazo, el interés y si son transables; es decir, si se los puede endosar o vender", indicó.

Precisamente, para el cobro del bono habría algunas condiciones relativas a los plazos de pago, amortizaciones, pago de intereses, uso de los mismos por parte de las entidades financieras, entre otros.

En otros sectores como el de la Salud, hasta donde se conoce, no se ha realizado ningún acuerdo previo para el pago del total de la compensación en bonos. Carlos Figueroa, vicepresidente de la Federación Médica Ecuatoriana, indicó que la cancelación bajo este mecanismo vulnera los derechos.

La Conasep no comparte del todo la decisión adoptada, por lo que remitió el pasado 7 de septiembre una misiva al presidente Rafael Correa proponiéndole que se realice una reforma a la Losep, que permita rebajar a 65 años la edad para que los burócratas se acojan al pago total de la compensación por jubilación en efectivo.

También se planteó que el cálculo de la jubilación no sea desde el quinto año de servicio, sino del primero. Asimismo, plantean que se tome en cuenta la labor realizada en todas las entidades en las que haya estado el servidor público.

Califique
2
( votos)