Tiempo de lectura: 5' 12'' No. de palabras: 828

Una semana antes de que venciera el plazo para que las compañías paguen las utilidades a sus trabajadores activos, los obreros de la empresa Fabril Fame S.A. paralizaron la planta de producción durante media hora. Esta opera en Sangolquí (Pichincha).

La incertidumbre por conocer si recibirían utilidades por el ejercicio económico 2012 motivó a tomar esta medida. Allí se confirmó una información que circulaba como rumor: desde agosto pasado el paquete accionarial mayoritario pasó al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), de derecho público.

Fabril Fame S.A. formaba parte de las 13 empresas del Holding Dine S.A., del Issfa. Pero la figura del conglomerado quedaba fuera y ahora la entidad de las Fuerzas Armadas asumía directamente las acciones del holding.

La compañía, que según el portal del Servicio de Rentas Internas (SRI) aún no ha presentado la declaración del Impuesto a la Renta por el 2012, se dedica a la confección de vestimenta para miembros del Ejército, así como de uniformes para servidores públicos.

Hasta ayer, los trabajadores manifestaban su interés por conocer bajo qué figura jurídica pueden sentirse amparados, a la vez que piden una revisión de sus sueldos.

A diferencia de lo que sucedió en Andec S.A. -otra empresa del holding en donde según su gerente se duplicaron los salarios en 2010 previo a este período de transición- en Fabril Fame S.A. la situación es diferente.

"Desde el 2010 nuestros obreros ganan USD 350 y eso no compensa el dejar de recibir utilidades. Como trabajador privado nos quitaron ese derecho, y si estamos amparados bajo derecho público no nos homologan los sueldos", opinó uno de los trabajadores, quien pidió omitir su nombre. Por el 2011, recibieron USD 400.

Según dijo, sus compañeros se están organizando para buscar el instrumento jurídico que llevó a disolver el holding. "No lo encontramos", sostuvo la misma fuente.

Otros reclamos

Pero el caso de las empresas del Holding Dine no es el único que despierta dudas sobre el tema de las utilidades. Diariamente, la Dirección Regional 5 de Trabajo, en Guayaquil, recibe a 3 000 usuarios para buscar información o presentar quejas. Mientras que unas 100 audiencias son tramitadas por las inspectorías de Trabajo.

Desde los exteriores del edificio de lo Laboral, en av. Quito y 1 de Mayo, es visible la masiva concurrencia de usuarios.

A las 11:15 de ayer, al menos 300 personas trataban de subir a través de uno de los dos ascensores habilitados o recoger información.

Durante 25 minutos Patricia Barzola, junto a dos compañeras, esperaba ser atendida para obtener información sobre el cobro de sus utilidades en una entidad bancaria, donde trabajó durante cinco meses. Su ex patrono le había indicado que no generaron utilidades, pero ella fue la Dirección de Trabajo para verificar esa información.

Allí conoció que, a través de un abogado, debía realizar una petición al Ministerio de Relaciones Laborales (MRL) para conocer si esa institución generó o no ganancias. Luego, esta Cartera de Estado remitirá al Servicio de Rentas Internas (SRI) la novedad, para que responda la inquietud.

"Por el año 2011 nos pagaron 300 dólares y este año (2012) que les fue mejor no van a pagar nada", criticó Barzola.

Felipe Chasis, quien trabajó en una firma constructora, lleva dos semanas intentando cobrar sus utilidades correspondientes a seis meses. Para el cobro de utilidades consignadas el ex empleado debe verificar si consta en la base de datos del MRL, a través de su página web www.mrl.gob.ec, pero como su nombre no consta allí, desconoce a dónde acudir.

Pero hay otros empleadores que sí cumplen con los procesos legales y sus ex trabajadores acuden a retirar sus cheques sin problemas.

Wellington Midero recibió el pasado viernes el pago de sus utilidades correspondientes al ejercicio fiscal 2011 en la empresa en la que trabajó. Ayer se acercó al MRL para que le pagaran las del 2012.

Marcos Eozabel, en cambio, recibió una llamada de la compañía atunera donde trabajó durante siete meses, para coordinar su asistencia a la Dirección de Trabajo.

En otro punto céntrico de la ciudad, en Pedro Carbo y Aguirre, una veintena de trabajadores de Casa Tosi protestó por la falta de pago de utilidades. Esta cadena de almacenes está vinculada con el proceso de liquidación del Banco Territorial, intervenido por la Superintendencia de Bancos, desde el mes pasado.

Plazos

El 15 de abril  venció el plazo para que las empresas de derecho privado distribuyan el 15% de utilidades entre sus trabajadores y cargas familiares.

El 15 de mayo  aún puede el empleador realizar el pago de utilidades a sus extrabajadores. Si es que no se presentaran a la cita, la empresa puede consignar el cheque al MRL.

En junio  las autoridades prevén tener datos concretos sobre lo pagado por el 2012.

Califique
2
( votos)