Tiempo de lectura: 2' 36'' No. de palabras: 396

La industria farmacéutica local critica el nuevo reglamento de fijación y revisión de precio de los medicamentos y propone que se reforme el Decreto 777. Además, rechaza el instructivo que se elaboró para ejecutar el control de precios.

La polémica se genera porque la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos (ALFE) detectó ocho observaciones al nuevo reglamento que se convierten en una barrera para la expansión de mercado de la producción nacional.

Las que más debate genera han sido los mecanismos para determinar el grado de concentración de la oferta de medicamentos, la inclusión de las muestras médicas como gastos, la definición de medicina estratégica, las certificaciones de precios FOB a los productos importados, las sanciones para las empresas que no entregan información, entre otras.

Renato Carló, presidente de ALFE, sostuvo que con este reglamento se impide el crecimiento de la industria nacional porque no se incentiva la producción local en el mercado respecto a los importados. “El Decreto 777 tiene muchos errores y lo quieren arreglar con un instructivo. La única solución para fomentar la industria es reformando el decreto inmediatamente”.

Según Carló, las autoridades del Gobierno no quieren reconocer que se equivocaron y retrasan las soluciones. “Ya llevamos 28 meses con este problema y no se avanza; ahora buscan elaborar un instructivo. Todo lo actuado se hizo al apuro solo por quedar bien con el presidente Rafael Correa, pero afectaron al sector”.

La industria local solo utiliza el 50% de su capacidad de producción por lo que busca más espacio en el mercado que mueve cerca de USD 1 000 millones entre bienes importados y nacionales.

La ministra coordinadora de la Producción, Empleo y Competitividad, Nathalie Cely, en un comunicado, explicó que las muestras médicas no podrán ser cargadas como costos al precio final del medicamento. “Para el desarrollo de la industria hay otras herramientas de política industrial que no se oponen a este reglamento, tal es el caso de la política de compras públicas que privilegia y premia a la oferta nacional”, dice el comunicado.

Cely también dijo que el Ministerio de Salud Pública decidirá cuáles medicamentos son estratégicos o no en el mercado.

Los farmacéuticos buscan una nueva reunión con el Gobierno para solucionar las diferencias.

Califique
2
( votos)