Tiempo de lectura: 3' 0'' No. de palabras: 476

Una vez que la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (EXA) dio por perdida la señal del primer nano satélite ecuatoriano (Pegaso NEE-001), la semana pasada, se procedió a la ejecución del seguro.

El aparato había sido puesto en órbita el pasado 26 de abril. Tras una inversión de empresas privadas por USD 80 000 y el aporte del Estado de USD 700 000, y luego de un año de construcción, el nanosatélite fue lanzado al espacio desde China. Sin embargo, un mes después, perdió su rumbo como efecto de un choque con desechos de un cohete ruso.

Desde ese momento, Exa intentó sin éxito reactivar la señal, pero finalmente desistió.

Entonces, Seguro Equinoccial contactó al corredor de reaseguros Marsh Limited, en EE.UU., quien a su vez, recomendó a la reaseguradora Torus, con operaciones en 14 países y es especialista en coberturas de satélites.

Esteban Vela, gerente comercial de Seguros Equinoccial, explicó el proceso. "Buscamos un corredor de seguros que fuera experto en cobertura de satélites. En Ecuador era la primera vez que se ponía un aparato en órbita, además de que hay el proyecto de enviar ocho más. Fue así que obtuvimos el respaldo de Torus. La cobertura cubría desde el momento en que el satélite empezaba a operar en órbita hasta seis meses después".

Todo iba en orden hasta que se tuvo la noticia de que Pegaso sufrió la colisión. EXA envió el reporte a Seguros Equinoccial de cómo sucedió el problema y cómo afectó el golpe al satélite.

Inmediatamente se dio el contacto con Torus, la misma que indicó que el accidente caía dentro de las coberturas del seguro. Con ello, más los documentos exigidos, se procedió a indemnizar de manera inmediata.

La cobertura, explica Vela, fue únicamente por el satélite. Y eso sumó USD 200 000. La inversión de las empresas y del Estado y de otros rubros adicionales no fueron cubiertos.

"Este tipo de seguros no tiene deducible, es decir, lo que corre a cuenta del asegurador. Por ejemplo, en el caso de los automóviles, cuando hay un siniestro, la compañía de seguros paga el 90% de los daños, mientras el cliente el 10%. En este caso de Pegaso, se canceló el 100% del monto".

Respecto al anuncio del próximo lanzamiento de un segundo satélite (el Krysaor NEE-02), el ejecutivo de la compañía aseguradora señaló que todavía no hay seguro y que está pendiente para activarlo en el momento que esté puesto en órbita.

Según el informe de la agencia espacial, Pegaso, durante el tiempo en que estuvo operativo, logró enviar imágenes en tiempo real de zonas geográficas de Ecuador, Brasil, Colombia, Perú y Venezuela. El aparato medía 10 por 10 centímetros y pesaba 1,2 kg.

Califique
2
( votos)