Tiempo de lectura: 2' 34'' No. de palabras: 404

Una vez reparada la tubería dañada, la empresa OCP Ecuador tiene dos tareas pendientes: realizar la remediación ambiental en Winchele, en Esmeraldas, así como compensar a los habitantes de la zona, donde se concentró el impacto del derrame de petróleo registrado el lunes pasado.

Unos 12 metros de tubería fueron reemplazados en el kilómetro 474 del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP). Los trabajos de soldadura, así como las pruebas a la tubería, terminaron el jueves pasado, lo cual permitió que la noche del mismo día, a las 23:56, se reanudara el bombeo de crudo. "Un día antes de lo previsto", dijo la tarde de ayer Andrés Mendizábal, presidente ejecutivo de OCP Ecuador.

"Lamentamos mucho este evento… Estamos consternados por los daños causados al ambiente, pero sobre todo a los pobladores… No descansaremos hasta que la vida de los moradores de la zona vuelva a la normalidad", dijo el ejecutivo.

La empresa se ha puesto como meta culminar las tareas de remediación ambiental, así como las compensaciones a los pobladores en máximo cuatro meses.

Mendizábal explicó que desde el lunes pasado, cuando se registró el derrame de petróleo, unas 210 personas de la compañía empezaron a trabajar en la zona de Winchele, así como también personal de Petroecuador y de contratistas.

En el balance general, el derrame de crudo impactó en 3,7 kilómetros del río Winchele. Se levantaron 11 diques para contener el crudo derramado y evitar que llegue al río Esmeraldas. Se prevé que un máximo de 5 500 barriles de petróleo se derramaron, pero aún no hay una cifra de lo que se ha logrado recuperar en estos días, pues el fluido recogido suma unos 17 000 barriles, pero ese volumen considera crudo y agua.

La reanudación del bombeo de petróleo por el OCP se realizará de forma paulatina. Hasta las 06:00 de ayer se bombearon 17 000 barriles de crudo, de los 120 000 que transporta diariamente. En las próximas horas se prevé llegará hasta unos 300 000 barriles, con el fin de evacuar el petróleo que se almacenó estos días en los tanques de la Amazonía, además de llenar los tanques en la terminal marítima. La capacidad de almacenamiento de crudo, tanto en la Amazonía como en Esmeraldas, ha permitido que la producción y las exportaciones petroleras no se hayan afectado esta semana.

Califique
2
( votos)