Tiempo de lectura: 3' 50'' No. de palabras: 650

Entrevista con el empresario Giuseppe Guerini que ya tiene 50 años trabajando en la industria de textiles.

Trayectoria
Nacido en Italia y vivió en Rumania durante la Segunda Guerra Mundial. Vivió en Uruguay, estudió en Argentina y está más de 50 años en el Ecuador, en donde tiene su empresa de textiles desde 1963 y ha generado empleo.

Su punto de vista
Toda la vida hemos estado en fábrica y seguimos en fábrica de textiles.

El obrero ecuatoriano es bueno.
Yo he trabajado en Uruguay y en Argentina y creo que realmente el obrero ecuatoriano se adapta con más facilidad y tiene habilidades en una máquina, en un trabajo, en un horario. Lo que hay en el Ecuador en textiles mucha gente no tiene idea, hay instalaciones sorprendentes.

Avance de la entrevista con el empresario Giuseppe Guerini en Ecuadoradio

¿Cómo fue su infancia en Europa?
Somos una familia textil de Italia y papá emigró de Rumania cuando era el boom textilero. Terminada la segunda guerra mundial regresamos refugiados a Italia.

¿Qué recuerdos tiene de Rumania?
Tuvimos una vida linda, a pesar de la guerra. Cuando bombardeaban nosotros jugábamos como niños e íbamos a buscar a los paracaidistas que se caían.

¿Cómo le fue en Uruguay, su primera parada en América Latina?
Vivíamos en Montevideo, en una zona nueva. Era una zona que había fábricas textiles. Era una verdadera Suiza de América. La vida de Montevideo era tan linda, había la abundancia natural del Uruguay.

¿Cómo vino al Ecuador?
Llegamos al Ecuador en marzo del 53 a trabajar en Textiles Nacionales y en el 56 voy a Buenos Aires a estudiar. Ahí me gradué de técnico textil. Toda la vida hemos estado en fábrica y seguimos en fábrica de textiles.

¿Cómo les fue con la fábrica?
La empresa cumple 50 años oficialmente como sociedad anónima. El rubro principal es el de la piola, después fuimos desarrollando más.

¿Cómo era Quito en esa época?
Nunca he tenido problemas, siempre la gente amable. Era otra vida, otros tiempos.

¿Cómo contrarrestaban la realidad del mercado, incluido el contrabando?
Lo más importante fue que todas las fábricas fueron modernizándose. Hubo un desarrollo enorme. La calidad de los tejidos fue mejorando. Después vino el boom del tejido de punto, de las camisetas.

¿Cómo se ha desarrollado la empresa?
Tenemos la distribuidora en Guayaquil que atiende la zona de la costa, pero producimos aquí en Quito.

¿Ha tenido espacio para la recreación?
Siempre hemos ido a la asociación italiana a reunirnos, conversar, jugar billar, jugar cartas. Yo no fui futbolista, pero sí me gusta y voy al fútbol.

¿Cuánto le gusta leer?
Mucho. Leo más en español.

¿Algún libro que le haya marcado su infancia, su juventud?
Un libro que prácticamente todo italiano se acuerda es Corazón y De los Apeninos a Los Andes.

¿A dónde va la industria textil?
Existen inversiones impresionantes. En Ambato hay una nueva fábrica, está TEIMSA, que pertenece a Plasticaucho. Hay Santa Rosa; la planta de acabados. Hay una inversión fuerte.

¿Cuántos trabajadores tiene?
Alrededor de 210. Seguimos mejorando y agrandando el negocio.

¿Qué significado tienen para usted las libertades?
La libertad es el sitio donde uno se siente libre.

¿Por qué se quedó en el Ecuador?
Porque aquí estamos dedicados a la producción, a mejorar.

¿Cuánto juega el recurso humano en la actualidad?
El grupo humano es el que se forma como una cosa normal. El obrero ecuatoriano es bueno. Yo he trabajado en Uruguay y en Argentina y creo que realmente el obrero ecuatoriano se adapta con más facilidad y tiene habilidades en una máquina, en un trabajo, en un horario. Lo que hay en el Ecuador en textiles mucha gente no tiene idea, hay instalaciones sorprendentes.


Califique
2
( votos)