Tiempo de lectura: 3' 35'' No. de palabras: 584

Los accionistas del fabricante de insumos informáticos estadounidense Dell aprobaron este jueves el plan de compra propuesto por el co fundador de la firma, Michael Dell y el fondo de inversiones Silver Lake Partners.

"En base a una votación preliminar durante una asamblea general extraordinaria, los accionistas de Dell aprobaron la propuesta de Michael Dell (...) en sociedad con Silver Lake Partners", indicó la empresa en un comunicado.

Dell quiere sacar a su empresa de la cotización bursátil para enfrentar con menores presiones la caída del mercado de las PC.

La operación será por unos USD 25 000 millones, y fue aprobada por una mayoría no revelada de votos de los accionistas, indicó Dell en un comunicado.

Los compradores mejoraron su oferta en los últimos días en respuesta a críticas del inversionista Carl Icahn, asociado a fondos de pensión, quien señalaba que la oferta del co fundador consideraba a la firma por debajo de su valor real.

Finalmente Icahn dejó de batallar contra la operación tras considerar que no tendría éxito en hacerla fracasar.

"Estoy satisfecho con este resultado y alentado por poder convertir a Dell en el proveedor líder ” de soluciones tecnológicas de esta industria, dijo Dell.

Los accionistas de Dell recibirán USD 13,75 en efectivo por cada acción ordinaria de la compañía, y un dividendo en dinero de 13 centavos por acción.

La transacción tiene lugar en medio de un cambio radical del sector de la tecnología con el crecimiento de los teléfonos inteligentes y las tabletas en detrimento de las computadoras personales.

Michael Dell creó la compañía cuando asistía a la Universidad de Texas y logró convertirla en un referente a nivel mundial reconocido por el servicio directo a los clientes y por eliminar a los intermediarios en las ventas minoristas.

Pero Dell, que fue tiempo atrás el mayor vendedor mundial de PC, perdió terreno frente a sus competidores Lenovo y Hewlett-Packard, y enfrenta una fuerte presión por la caída de las ventas de computadoras.

De hecho, el declive de las ventas tuvo como consecuencia una caída de las ganancias de la empresa durante siete meses consecutivos.

Los analistas sostienen que Dell debe implementar cambios radicales para reforzar su presencia en el mercado del software y de los servicios, compensando de esa manera la caída en las ventas.

A principios de este año, Dell dijo en un documento oficial que tras el acuerdo la compañía buscaría invertir en investigación y desarrollo para reforzar los servicios de tecnología de la información en áreas como el almacenamiento de datos en la nube, el software y los servicios de seguridad gestionada.

La compañía también planea contratar personal de ventas adicional y competir agresivamente en los países emergentes.

Dell dijo que era necesario sacar a la empresa de la Bolsa porque los cambios requerirían "al menos tres a cinco años" para llegar a buen término y una "inversión adicional que podría debilitar las ganancias por dos o más años y aumentar la presión sobre el precio de las acciones de la compañía".

"Es una situación muy riesgosa para Dell", dijo Roger Kay, analista de Endpoint Technologies Associates.

Dell espera que la operación esté completada antes del final del tercer trimestre de su ejercicio fiscal, que se cumple a fines de octubre.

Califique
2
( votos)