Miembros de Acción Animal Ecuador permanecen en Pedernales ayudando a los animales afectados por el sismo. Foto: Patricio Terán/ NARICES FRÍAS.

Miembros de Acción Animal Ecuador permanecen en Pedernales ayudando a los animales afectados por el sismo. Foto: Patricio Terán/ NARICES FRÍAS.

Los 'ángeles' que se preocupan por los perros y gatos de Pedernales

Vagabundo está acostado en una esquina de una habitación en donde hasta las 18:58 del pasado 16 de abril funcionaba la sala de velaciones de Pedernales. Tiene una cinta blanca que cubre parte de su mejilla y su oreja derecha. Allí tenía una gusanera que le fue retirada después de acudir a un albergue temporal para mascotas, tras la llegada del terremoto.

Vagabundo es indiferente ante la presencia de extraños pero apenas escucha la voz de Jackson Carrera se levanta y va en busca de afecto. Roza su cabeza en el pecho de ese joven y tras sentir una palmada en el lomo intenta besar su rostro. "No abuses Vagabundo" le dice Carrera, mientras cuenta que lo bautizó con ese nombre porque se parece al protagonista del filme 'La Dama y el Vagabundo'.

Vagabundo es un perro mestizo que fue acogido por Acción Animal Ecuador , al igual que 300 más que ya fueron reubicados en sitios seguros de Quito, Cuenca y Latacunga.

Hay otros 20 animales, entre canes y gatos, que se recuperan de diferentes lesiones para luego ser dados en adopción. Uno de ello es Chiqui, una cachorra mestiza que perdió su pata izquierda tras quedar atrapada entre los escombros. Su historia ha conmovido a muchos, entre ellos, a una voluntaria colombiana que ha manifestado su deseo de adoptarla.

Acción Animal Ecuador es una organización sin fines de lucro que defiende los derechos de los animales. Llegó a Pedernales el 17 de abril para brindar asistencia a la fauna. Carrera es uno de los voluntarios que se sumó a la iniciativa de Stefany Hernández y Camilo Ramírez.

Ellos promueven los derechos de los animales desde Quito, pero tras el terremoto se movilizaron a la costa ecuatoriana. "Gracias a las donaciones y a la autogestión podemos ayudar", contó Hernández, quien heredó el amor por los animales de su padre. "Él era rescatista. Ayudaba a los animales que se quedaban atrapados".

De acuerdo con sus estadísticas, Acción Animal Ecuador también ha asistido a 2 000 animales, difundido campañas de esterilización y vacunado contra la rabia a más de una centena de animales. Lo han hecho con la ayuda de médicos veterinarios voluntarios que también se han unido a su causa.

Los especialistas rotan, pues tras cinco días de asistencia continúan con sus actividades normales para solventar las necesidades de sus familias. La medicina y el alimento, cuenta Hernández, les llegan desde Quito, Cuenca, etc. "Pero cada vez donan menos. Hay días en los que nos hemos quedado sin comida".

Acción Animal Ecuador cuenta por ahora con el apoyo del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAG), mientras se prepara el proyecto para demoler las casas que fueron afectadas por el terremoto. En ese momento los canes amaestrados entran en acción. "Pasamos con los perros y después llega la demolición", cuenta un miembro del CRAG.

El pasado sábado 7 de mayo de 2016 , por ejemplo, acompañaron a Hernández y al veterinario de turno a Nuevo Pedernales para vacunar a perros y gatos. Al mismo tiempo entregaron alimento. Al día utilizan entre cuatro y cinco quintales. Es por esa demanda que una vez más solicitan el apoyo de la comunidad ecuatoriana. "Sigamos donando. Ayudemos a esos seres tan nobles".