Es importante que los perros sean capaces de ejecutar órdenes de obediencia básica. Por esto se debe iniciar con la preparación antes del nacimiento. Si los futuros padres no pueden entrenar a su mascota deben buscar asesoría profesiona

Es importante que los perros sean capaces de ejecutar órdenes de obediencia básica. Por esto se debe iniciar con la preparación antes del nacimiento. Si los futuros padres no pueden entrenar a su mascota deben buscar asesoría profesional. Foto Referencial: Archivo  

La relación entre un perro y un nuevo bebé empieza en el embarazo

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Cuando los futuros padres reciben la noticia empiezan los preparativos. Se prepara el cuarto del bebé, se empieza a buscar la ropa, los muebles, los pañales, el coche y comparten en familia las dudas y los planes a futuro. Sin embargo, pocas veces se incluye en esta planificación a otros miembros de la familia como las mascotas.

Mauricio Dávila  , especialista en perros, recomienda empezar el proceso de socialización con el bebé 20 días antes de su nacimiento. Sí, desde que está en el vientre de su madre.

Es importante que los perros sean capaces de ejecutar órdenes de obediencia básica como ‘sentado’, ‘acostado’, ‘quieto’ y acudir al llamado. Por esto se debe iniciar con la preparación antes del nacimiento. Si los futuros padres no pueden entrenar a su mascota deben buscar asesoría profesional.

“Tienes que trabajar con el perro para que esté tranquilo. Cuando esté tranquilo tomas su patita y le pasas por la pancita de la mamá y repites el comando ‘suave’ para que asocie al bebé con un estado de tranquilidad”, asegura. Este trabajo se debe realizar todos los días por cerca de 15 minutos.

Mauricio Dávila se dedica al adiestramiento y educación de perros. Foto: Gabriela Castellanos / Narices Frías

Mauricio Dávila se dedica al adiestramiento y educación de perros. Foto: Gabriela Castellanos / Narices Frías

También vale la pena que el perro conozca el nuevo espacio donde estará el recién nacido. “Le damos una esquina y le damos el comando ‘acostado’ y ‘quieto’ mientras la mamá está acomodando la ropa y arreglando el cuarto”, explica el especialista. “Va a aprender que la habitación del bebé es como un templo”, agrega.

El portal PetMD, especialista en cuidados para mascotas, también recomienda comprar un CD que contenga sonidos de bebés como llantos y risas para que los perros se acostumbren a ellos. Las cremas, perfumes y olores también son importantes pues el principal sentido de los canes es el olfato.

Otra recomendación es empezar a trabajar una rutina que se mantendrá cuando llegue el bebé. Los horarios de paseo, alimentación y juego van a cambiar y es necesario que los perros se ajusten a estos cambios. “Las madres embarazadas también deben salir a caminar con los perros”, dice Dávila. Llevar el coche del bebé también ayudará a que el animal esté más cómodo cuando el momento llegue.

Una vez que ha nacido el nuevo integrante de la familia no hay que realizar un contacto físico inicial. El perro deberá estar en observación durante el primer mes. ¿Qué quiere decir esto? “El can debe observar y estar presente mientras la familia está con el bebé, pero no puede acercarse”, indica Dávila.