El gran oído de los perros y gatos hace que perciban las explosiones de los fuegos artificiales con mayor fuerza. Foto: Pixabay.

El gran oído de los perros y gatos hace que perciban las explosiones de los fuegos artificiales con mayor fuerza. Foto: Pixabay.

¿Por qué mi perro se asusta con la pirotecnia?

Redacción Narices Frías (I)

Las fiestas de fin año traen una preocupación grave para los dueños de animales de compañía. La pirotecnia todavía es parte de las celebraciones y, como consecuencia de ello, muchas mascotas experimentan episodios severos de estrés, ansiedad, afecciones cardíacas y convulsiones.

Los perros tienen la capacidad de escuchar sonidos más allá del espectro audible humano. Las personas escuchan frecuencias entre 20 y 20 000 hercios mientras que los canes escuchan entre 67 a 50 000 hercios. Los gatos tienen un mejor oído y pueden percibir frecuencias desde 55 a 79 000 hercios.


“Ellos escuchan los fuegos artificiales mucho más fuertes que nosotros”, señala Lisa Spector, una reconocida pianista y especialista en música para animales. Las explosiones les provocan un miedo extremo, confusión y ansiedad lo que puede llevarlos a tratar de escapar en busca de un lugar alejado.


Los estruendos provocan taquicardia que puede derivar en paros cardíacos. Los animales que sufren de epilepsia son los más afectados y sus dueños deben optar por sedarlos para evitar desencadenar un nuevo episodio, según PetMD, un portal de medicina veterinaria.

La Policía Nacional se sumó a la campaña #PirotecniaResponsable. Con un video que tiene como protagonistas a los perros especialistas en relaciones públicas y show, buscan crear conciencia sobre los efectos de la pirotecnia en los animales.


El Cuerpo de Bomberos de Quito recomienda tener precaución con las mascotas del hogar si se van a utilizar juegos pirotécnicos en las fiestas del 31 de diciembre. Es decir, evitar el acercamiento de los animales y no colocar explosivos dentro de los monigotes.