Los perros tienen un instinto heredado de sus antepasados salvajes. Foto: Pixabay.

Los perros tienen un instinto heredado de sus antepasados salvajes. Foto: Pixabay.

Estas son las razones por las que tu perro hace huecos en el jardín

Gabriela Castellanos (I)
[email protected]

Existen dos razones principales por las que los perros destruyen el jardín que tú o tu mamá han cuidado con tanto esfuerzo: instinto y ansiedad. Marco Moyón, especialista en comportamiento canino de la Escuela Buenos Hábitos, explica que la primera razón es un instinto.

“Guardan comida cuando piensan que les va a faltar”, asegura. Es decir, cuando le das su almuerzo, guarda una parte para después. Este comportamiento es característico de ciertas razas como los labradores o huskies siberianos, pero varios perros mestizos también lo hacen.


¿La razón? Cuando han vivido en la calle no siempre tienen comida. Aprovechan todo lo que pueden y lo que sobra lo guardan. Así no sentirán hambre después. Más tarde van al lugar donde lo escondieron y lo sacan.

Esta conducta responde a su naturaleza. Antiguamente, cuando los perros solían cazar, no siempre se terminaban su festín. Así que lo restante lo guardaban para después. Con la domesticación no han perdido ese instinto, explica César Millán, el ‘Encantador de perros’ en su blog.

Eliminar esta conducta no es fácil. Pet MD, un portal de medicina veterinaria, recomienda interrumpir la acción y direccionar a la mascota hacia otra actividad.

La ansiedad y el estrés son otros factores que pueden llevar al animal a cavar. “Cuando tienen ejercicio o caminan constantemente esto se reduce”, explica Moyón. Este desfogue de energía es común en cachorros y en perros adultos en menor medida.