La proteína es la base de la nutrición de los perros. Este nutriente se encuentra principalmente en la carne. Foto: Pixabay

La proteína es la base de la nutrición de los perros. Este nutriente se encuentra principalmente en la carne. Foto: Pixabay

¿Cuánta proteína necesita un perro?

Redacción Narices Frías (I)

Seis nutrientes son claves en la alimentación de los perros. Las mascotas necesitan proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua. Todos estos componentes aseguran una dieta balanceada y equilibrada que ayude a mantener a los animales sanos.

De todos ellos, la proteína es la base para una vida saludable y equilibrada. Este es el componente que se encarga de desarrollar y cuidar los tejidos del cuerpo. “El cuerpo de tu perro puede hacer únicamente 13 de los 23 aminoácidos que necesita el cuerpo, el resto lo deben consumir con carnes y plantas”, señala el portal.

La cantidad de proteína que necesita cada individuo es diferente. Según Pet Education, un sitio especializado en mascotas, un 28% de la dieta diaria de un cachorro debe ser proteína. Esto debido a que está en crecimiento. En un adulto la cantidad baja a 18%.

Los perros que hacen deporte también necesitan una gran cantidad de proteína por la alta actividad y desgaste físico. 25% de su comida debe ser este nutriente. Las hembras lactantes y preñadas necesitan una dosis adicional (28%) para que los cachorros se desarrollen adecuadamente.

Las deficiencias

Cuando la alimentación no incluye las cantidades necesarias de proteína, los efectos en el cuerpo pueden ser bastante visibles. “Los que reciben desde el destete una dieta que contiene pocas proteínas crecen despacio y presentan cambios en los huesos, cerebros, y comportamiento”, explica un estudio del Instituto Nacional de Investigación Médica de Estados Unidos.

La investigación mostró también que las hembras que no recibieron suficiente cantidad de proteína, paren menos cachorros que otras hembras que tuvieron una nutrición apropiada. Cansancio, debilidad, movimientos extraños y otras anomalías fueron identificadas como consecuencias del déficit de proteína.

Los excesos

Así como las deficiencias de proteína generan problemas, los excesos también tienen consecuencias. “El consumo excesivo es innecesario para los animales en el mejor de los casos y para algunos que tienen condiciones médicas especiales puede ser muy perjudicial”, señala PetMD, un portal de medicina veterinaria.

Al comer más proteína de la necesaria, el organismo de los canes no puede procesarla de una sola vez pero tampoco podrá guardarla para más tarde. Eso quiere decir que el resto  se excreta a través de los riñones con la orina.

Cuando los perros tienen problemas con sus riñones o su hígado, la proteína puede sobrecargar el trabajo en estos órganos y empeorar su enfermedad. Otra desventaja, según los estudios, es que la mayoría de dietas altas en proteína tienen también una gran concentración de calorías –lo que puede llevar al sobrepeso.