Muchas mascotas salieron corriendo de sus hogares luego del terremoto en la costa ecuatoriana. Foto: Galo Paguay / Narices Frías.

Muchas mascotas salieron corriendo de sus hogares luego del terremoto en la costa ecuatoriana. Foto: Galo Paguay / Narices Frías.

Protege a tu mascota en caso de desastres naturales

Redacción Narices Frías (I)

Ante un sismo, una inundación, un terremoto o una erupción volcánica, es importante poner a salvo a los animales. En situaciones críticas y desastres naturales, ellos dependen de los seres humanos para garantizar su subsistencia y bienestar. Por esta razón se los debe incluir necesariamente en los planes de contingencia de las familias.

"Es necesario reconocer que si un sito no es seguro para que usted se quede, tampoco lo será para su animal", detalla Protección Animal Ecuador (PAE) y el Proyecto Animales Latinoamérica Animal (ALA) en el manual Medidas de Precaución para Animales en caso de Desastres Naturales.

La primera recomendación es estar prevenidos. Se debe tener un plan de contingencia en el que se debe determinar un sitio seguro para el hospedaje de los animales de compañía, explica el documento. Estos lugares deben ser, de preferencia, entre casas de amigos y familiares que resulten conocidos para la mascota.

Perros rescate (VIDEO)

Se debe preparar una mochila de emergencia, al igual que en el caso de los seres humanos, en caso de ser necesaria una evacuación. La mochila debe contener agua, alimento para varios días, toallitas húmedas o pañuelos, suero fisiológico, cepillo, bozal, medicamentos (en caso de que la mascota los necesite), cobijas y juguetes.

Al momento de la evacuación, los animales deben usar collares, correas y placas de identificación. Éstas deben indicar el nombre del animal, números de contacto y direcciones. También se recomienda tener un kennel para transportar y albergar al animal.

Cuando los animales resultan heridos, los dueños pueden preocuparse e intentar ayudarlos con la medicación que ellos utilizan. Sin embargo, algunos productos son tóxicos para los perros y gatos, por lo que pueden generar más daño. Los medicamentos no aptos para animales son acetaminofén, ibuprofeno, paracetamol, aspirina, buscapina y cremas antiinflamatorias, indican las organizaciones.