Una camada puede dar entre 3 a 12 cachorros dependiendo de la raza y el tamaño de los padres. Foto: Wikicommons.

Una camada puede dar entre 3 a 12 cachorros dependiendo de la raza y el tamaño de los padres. Foto: Wikicommons.

¿Cómo se establecen los precios de las mascotas?

Gabriela Castellanos
Redacotra (I)

Al momento de decidir incorporar una mascota a la familia hay dos opciones: la adopción y la compra. En el país, la venta de animales de compañía es legal y se realiza en tiendas de mascotas, criaderos, tiendas virtuales o redes sociales. El precio de cada mascota depende de la especie y qué tan común sea.

Los peces, por ejemplo, suelen ser económicos y se los puede comprar desde USD 2. Los más exóticos alcanzan los USD 150. El precio de un cobayo está entre USD 8 a 15, pero también hay otros más costosos que se venden por alrededor de USD 30. En el caso de los conejos, los precios son similares y depende del criadero donde se compren.


La Asociación Ecuatoriana de Registros Caninos (Aercan) informó que los precios se establecen por oferta y demanda y que no existe una regulación o norma para establecer los costos para los criaderos. En su página web existe una lista de criaderos registrados que comercializan distintos tipos de perros como Beagle, Mastín Napolitano, Bulldog, Pastor Alemán, Perro sin Pelo del Perú, entre otros.

Gabriel Carrión, director de Lord Guau, explica que los costos se establecen en base a la raza y las características del animal. Un french poodle se puede conseguir entre USD 80 y 100. Pero hay otros perros como el dogo de Burdeos que superan los USD 1 000. La razón de esta diferencia es la escasez. Un Schnauzer se puede conseguir fácilmente en el Ecuador, pero un perro sin pelo del Perú o un Bichón Frisé deben ser importados. Esto genera un costo adicional.


Por otro lado, hay animales que son más difíciles de criar. Los Bulldog Inglés suelen ser bastante costosos. Se puede conseguir un ejemplar en USD 800. Esto responde a que por la contextura física estos animales se reproducen con inseminación artificial. Cuando las hembras quedan preñadas, los partos se hacen generalmente por cesárea. Estas condiciones también se reflejan en los precios.


Otro factor que influye es el pedigrí. Este documento certifica la genealogía o línea de sangre del ejemplar. Para esto se debe conocer quiénes son sus abuelos, padres y otros antepasados. El mismo Bulldog Inglés con papeles puede costar USD 1 500. Sin embargo, Carrión dice que esta certificación “no garantiza la calidad física ni la salud del mismo, más bien cumple con garantizar la pureza de la raza”.

Existen dos tipos de calidad que se identifican: para show y para mascota. Estos pueden estar dentro de la misma camada. Por ejemplo, un perro para mascota tiene características que pueden ser consideradas como faltas en una competencia como marcas no permitidas. Un Beagle o un Golden Retriever de mascota puede costar USD 800 a 1 000. Pero un ejemplar de la misma raza con características de show puede costar USD 2 000.

Lo mismo ocurre con los gatos. Un siamés puede costar hasta USD 50. Por otro lado, un gato gigante Maine Coon puede costar USD 600. Los gatos Persa, Himalaya, Esfinge, entre otros también son difíciles de encontrar por lo que deben ser importados.