Un estudio, de alcance limitado, recopiló los datos de las preferencias de recompensa de las mascotas. Foto: Wikicommons.

Un estudio, de alcance limitado, recopiló los datos de las preferencias de recompensa de las mascotas. Foto: Wikicommons.

Los perros prefieren las recompensas con elogios

Agencia DPA (i)

¿Qué prefieren los perros como recompensa: un sabroso pedazo de carne o un elogio de su dueño? La mayoría optan por la segunda o ambas por igual, según un pequeño estudio realizado por científicos estadounidenses que publica la revista especializada Social, Cognitive and Affective Neuroscience.


Ningún perro prefiere claramente la comida, señalan los investigadores en su estudio, que, sin embargo, tiene un alcance limitado, ya que recopila datos de 15 animales. Los investigadores dirigidos por Gregory Berns, de la Univerisad Emory de Atlanta, combinaron ensayos sobre el comportamiento animal con mediciones de su actividad cerebral.

Los perros fueron entrenados para contemplar tres juguetes diferentes que simbolizaban la recompensa con comida, elogios de su dueño o ninguna recompensa. Cada perro fue sometido a 32 pruebas en las que se le mostraba los juguetes mientras, tumbado, era estudiado por un tomógrafo.

Cuatro de los perros mostraron una reacción más fuerte ante el elogio de sus dueños, señalan los investigadores y nueve reaccionaron de forma similar a ambos estímulos.

Sólo en dos casos la actividad cerebral era mayor con la recompensa con comida. "Esto muestra la importancia de la recompensa social y el elogio para los perros", señaló Berns. "Es incluso comparable a lo que sienten las personas cuando alguien las elogia".


Experimentos en los que los perros tenían que elegir entre dos caminos, uno de los cuales llevaba a un plato y otro a su dueño, ya habían confirmado estos resultados en tomografías anteriores.

Sin embargo, un pequeño terrier de nombre Ozzie resultó el animal más goloso de todos: fue el único que en todos los casos optó por la comida a las palabras hermosas de su dueño.