La primera edición del PerroCross 4k se realizó en el Parque Lineal del Calzado la mañana del domingo 25 de septiembre del 2016. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

La primera edición del PerroCross 4k se realizó en el Parque Lineal del Calzado la mañana del domingo 25 de septiembre del 2016. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Sheyla, una perrita mestiza, ganó el PerroCross 4k

Ana Alvarado
Redactora (I)

Sheyla es una perrita mestiza, con los rasgos de un labrador: amigable, dulce y enérgica. Tiene 12 años y se convirtió junto con el entrenador Byron Jiménez en la ganadora de la primera edición del PerroCross 4k, que se realizó en el Parque Lineal del Calzado, la mañana de este domingo 25 de septiembre del 2016.

Fue una competencia de canicross, una disciplina que consiste en correr con un perro atado al centro del cuerpo con un cinturón y una línea de tiro que va hasta el arnés del can. Comenzaron en el estacionamiento del Parque Lineal unos 200 perros con sus amos y finalizaron en el mismo punto.

Este deporte se ha introducido en el Ecuador en el último año y ya cuenta con seguidores.
Jiménez, por ejemplo, quien es militar de profesión, entrena los fines de semana junto a Sheyla desde hace un año. Durante esta época, han competido juntos en eventos en Pifo y en el Chaquiñán 2016, donde también quedaron en el primer lugar.

Sheyla es una perrita mestiza tiene 12 años y se convirtió junto con el entrenador Byron Jiménez en la ganadora de la primera edición del PerroCross 4k, que se realizó en el Parque Lineal del Calzado. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO
Sheyla es una perrita mestiza. Tiene 12 años y se convirtió junto con el entrenador Byron Jiménez en la ganadora de la primer aedición del PerroCross 4K que se realizó en el Parque Lineal del Calzado. Foto: Paúl Rivas/ Narices Frías.


La dupla Jiménez completó la prueba en nueve minutos. La competencia estuvo dividida en dos categorías: hombres y mujeres. En la última, Silvia Erazo llegó en primer lugar junto a Toshi, su akita de dos años y nueve meses.

Esta es la primera experiencia de una carrera perro-amo que se realiza en el sur de Quito, según Jacobo Hidalgo, organizador de esta carrera. El representante de Soul Producciones cuenta que este tipo de eventos se realizan usualmente en el norte y en los valles, por lo que vieron la necesidad de cubrir también este sector de la ciudad.

Hidalgo resaltó que se trata de una carrera participativa, en la que interactúan humanos y canes y en esta primera edición también participó un can en silla de ruedas.
Los participantes pagaron USD 15 por la inscripción, que incluyó un Kit con camiseta oficial, pañuelo para perro, hidratación y fruta.