Betty Boop juntos a sus cachorros mientras los amamanta. Foto: Facebook Pinky Paws ResQ

Betty Boop juntos a sus cachorros mientras los amamanta. Foto: Facebook Pinky Paws ResQ

Una perra da una lección de amor materno y recupera a sus cachorros

Redacción Narices Frías (I)

Si algo es vital para los perros en su etapa de cachorros es el tiempo que disfrutan con mamá. De ella depende su alimentación y cuidado, pero también de que se produzcan ciertos episodios impensados, como lograr convencer a dos humanos para que la sigan al sitio donde aguardan sus 10 hijos, necesitados de un hogar para sobrevivir.

El hecho ocurrió a mediados del pasado abril del 2017, en la comunidad de Fowler, California, en Estados Unidos. En ese lugar, según la información de la cuenta de YouTube del refugio de animales Pinky Paws ResQ, existía una perra que vagaba por las calles. La llamaron Betty Boop.

Krystle Woodward, directora del refugio, advirtió la presencia del animal en el pueblo y quiso atraparla para ayudarla. Lograr el cometido fue difícil, y aunque tuvieron éxito en una ocasión, la perra se escapó.

Video: YouTube, cuenta Pinky Paws ResQ


La actitud del animal hizo pensar a Woodward que algo extraño le ocurría. Cuando volvieron atraparla, a mediados de abril pasado, los activistas decidieron llevarla al veterinario. Tras revisarla, el profesional les comunicó que la perra acababa de parir y se encontraba en pleno periodo de crianza.

Saber dónde se encontraban los pequeños era una tarea titánica. Más aún, el desespero de la madre por salir de casa se incrementaba con los días. Finalmente, una tarde se le ocurrió a Krystle dejar salir a Betty Boop y ayudarla a rastrear reproduciendo sonidos de cachorros en el celular. La inventiva fue oportuna pues tras escuchar los aullidos digitales, la perra se encaminó a un granero abandonado, a más de tres kilómetros del hogar de Krystle.

Video: YouTube, cuenta Pinky Paws ResQ


Cuando llegaron al sitio, la sorpresa fue enorme. Según se observa en los videos del rescate, los 10 cachorros permanecían debajo de un viejo entablado, aullando sin cesar. Cuando vieron retornar a la madre, la calma y alegría volvió a los pequeños. El anhelado reencuentro quedó plasmado en un clip de algo más de dos minutos y ,hasta este 9 de mayo de 2017, cuenta con más de 90 000 reproducciones.


En un segundo video, se aprecia a los rescatistas liberando a las mascotas de su improvisado hogar y buscando hasta el último rincón para llevarlos a todos. La actividad no fue fácil pues tuvieron que romper parte del entablado y adentrarse en un espacio reducido para cerciorarse que no olvidaban a nadie. Tras la intensa búsqueda, el grupo expresó su felicidad por la exitosa jornada.


"Ella confió en mi para mostrarme donde estaban sus cachorros. Eso realmente es un milagro para mi", aseguró Krystle conmovida por el gesto del animal.

Según la página de Facebook de Pinky Paws ResQ, hasta este martes 9 de mayo, la mayoría de los cachorros ya fueron adoptados. Actualmente, la organización impulsa una campaña de recolección de fondos para ayudar a Betty Boop y otros animales que permanecen en el lugar.