Charlie tiene cinco años, es una mezcla de pointer o dálmata. Foto: Charlie García / Cortesía ALA.

Pecas tiene cinco años, es una mezcla de pointer o dálmata. Foto: Charlie García / Cortesía ALA.

Pecas espera una familia a quien darle todo su amor

Redacción Narices Frías (I)

Pecas es un perro fiel a quien le falta un dueño que le corresponda con su cariño. Es un mestizo; sus rescatistas piensan que es una mezcla de pointer o dálmata. Aunque tiene cinco años, tiene espíritu de cachorro y está siempre dispuesto a dar amor.

“Un poco tímido al comienzo, pero muy cariñoso cuando te conoce”. Así lo describe Cristina Alarcón, de ALA. Cuenta que fue encontrado en la Joya de los Sachas, en el oriente ecuatoriano. El can tiene cinco años.

Llegó a Quito luego de que los moradores del sector donde vivía amenazaron con envenenarlo. “Llegó sano y salvo a Quito con dos perros más de su manada”, contó Alarcón. Estaba lleno de pulgas y garrapatas y por esta razón se contagió de babesia.

Esta enfermedad ataca a los glóbulos rojos y puede afectar tanto a animales como a seres humanos. Pecas permaneció hospitalizado por varios meses. Recibió medicinas e inyecciones para superar la infección. El único problema que tiene ahora es que no puede donar sangre ni contagiarse de estos parásitos externos.

Pecas se alimenta de balanceado y caldos. Es un perro activo que necesitará espacio suficiente para ejercitarse y un dueño que le brinde la atención que necesita. El perro es ideal para familias con niños. “Es delicado con ellos y le encanta pasar tiempo con los más pequeños”, cuenta su rescatista.

Si estás interesado en darle un hogar puedes comunicarte con la Fundación ALA al correo alaecuador@hotmail.com. También puedes enviarnos un mensaje con tus datos de contacto a mascotas@elcomercio.com.