La situación del can demandó una acción de emergencia veterinaria y He’Art of Rescue se encargó de gestionarla para salvar su vida.

La situación del can demandó una acción de emergencia veterinaria y la organización He’Art of Rescue se encargó de gestionarla para salvar su vida. Foto: Captura

Pascal, el perrito que sobrevivió a un baño de pegamento en Turquía

Redacción Narices Frías (I)

Hasta este jueves 17 de noviembre de 2016, casi un millón de visitas tiene el video en YouTube de la transformación de Pascal, un cachorro que fue bañando con pegamento por un grupo de niños en Turquía y abandonado a su suerte. La organización animalista He’Art of Rescue fue la responsable de atender el caso y difundir los clips que muestran su historia.

Tras colocarle la sustancia, los menores de edad lo arrastraron al lodo y lo abandonaron en la noche. Los rescatistas, según los clips de He’Art of Rescue, lo encontraron dentro de una caja de cartón en una calle de Turquía. Por su estado, el animal estaba rígido como una estatua.

En sus redes sociales, la ONG describió el caso señalando que “el pegamento se convirtió en su segunda piel, lo que ocasionó que su sangre no circulara a varios puntos de su cuerpo. Cuando lo sacamos de la caja y lo pusimos en el piso, Pascal empezó a llorar de dolor y arrastraba dos de sus patas. Parece que fueron fracturadas durante el accidente”.

Video: YouTube, cuenta He'Art of Rescue


La situación del can demandó una acción de emergencia veterinaria y He’Art of Rescue se encargó de gestionarla para salvar su vida. Los daños a la salud del perro fueron de consideración: su piel estaba afectada severamente por el efecto químico del pegamento y una de sus orejas se necrosó, es decir, el tejido de ese sector de su cuerpo murió, según informó en su página de Facebook la organización.

Más allá de la lesiones físicas, Pascal también afronta un problema psicológico después de la acción inadecuada realiza por los niños. He’Art of Rescue argumenta que el incidente dejó una sensación de desconfianza hacia la personas, que se refleja en la mirada del can y su postura.

Además , el 8 de noviembre pasado, la organización comunicó que el animal padece de parvovirosis, una enfermedad contagiosa que afecta a perros domésticos y callejeros. Se presenta bajo la forma diarreas, falta de apetito, fiebre y vómito ,entre otros síntomas. El virus ataca y revienta  las vellosidades intestinales del can y no ser debidamente atendida puede ocasionar la muerte del animal en menos de 10 días. 

La voluntad de los rescatistas por darle una segunda oportunidad a Pascal fue clave para vencer los problemas de salud que sometían al can. El 13 de noviembre la organización publicó en Facebook que Pascal venció el parvovirosis y se encontraba estable.

Los animalistas resaltaron en su publicación que el caso del cachorro debe servir de ejemplo para profundizar el mensaje de educación y respeto que deben emplear los niños hacia el "mundo natural y los seres con los que compartimos" el planeta.