Nina es una perra mestiza que necesita padrinos y un hogar responsable. Foto: Facebook Fundación Camino a Casa

Nina es una perra mestiza que necesita padrinos y un hogar responsable. Foto: Facebook Fundación Camino a Casa

La familia de Nina la condenó a vivir en una terraza 

Redacción Narices Frías (I)

Nina tenía una familia, pero vivía abandonada en su hogar. Cuando era pequeña unas personas la llevaron a su casa. El amor duró poco. Terminó amarrada en una terraza.

No tenía vacunas, tampoco un lugar para protegerse del sol y el frío. Permanecía sola, sin compañía y sin cuidados. Hasta que alguien la vio y decidió intentar cambiar su vida.

Una mujer logró que sus dueños la entregaran a la Fundación Camino a Casa. "No es fácil que la gente entre en razón y entienda que tener un perrito implica muchas cosas, y que botarlo en un patio o en una terraza no es ninguna de ellas", escribió la organización en su página de Facebook.

Ahora Nina está en Quito. Fue internada en la Clínica Veterinaria Brasil, donde se le realizaron varios exámenes. Lastimosamente dio positivo a la prueba de moquillo. Esta será una de las últimas luchas que tendrá que enfrentar. Si sobrevive será entregada en adopción a una familia responsable que no la abandone.

Por lo pronto, Nina necesita padrinos que le ayuden a pagar su tratamiento. Entre los exámenes que se le realizaron ya debe USD 250. Todavía hay que sumar medicinas, hospitalización, comida y, si todo sale bien, una cirugía de esterilización.

Camino a Casa también busca un hogar definitivo para ella, así tendrá alguien que la apoye durante su tratamiento. Ella es una perra dulce y llena de amor, solo tuvo la mala suerte de no ser correspondida.

Si te interesa adoptarla puedes comunicarte con la fundación en su página de Facebook. Si tienes una historia que contar puedes escribirnos a mascotas@elcomercio.com.