Nena es una mezcla de pastor alemán de dos años. Foto: Cortesía.

Nena es una mezcla de pastor alemán de dos años. Foto: Cortesía.

Sus hijos murieron por la indiferencia, pero Nena todavía puede ser feliz

Redacción Narices Frías (I)

Cientos de perritas viven indiferencia y maltrato a diario. Para Nena esto le costó la vida de sus dos cachorros. La pequeña parió dos bebés afuera de una iglesia, bajo un árbol en un día de lluvia. Ella cavó un hueco para proteger a sus pequeños.

"Muchas personas la vieron y supieron de su condición, fue ignorada y maltratada incluso recibió amenazas de ser envenenada", cuenta Ivanna Suasnavas, de la fundación Paraíso Huellas. Pese a los intentos de la organización de sensibilizar al personal encargado de la iglesia para que le ayuden y la tengan en un lugar seguro por un tiempo, Nena tuvo que seguir en la calle junto a sus dos cachorros.

Cinco días después de que nacieron se logró hacer el rescate. Lamentablemente, había llovido y uno de sus pequeños se ahogó. "Ella estaba desesperada por intentar revivir a su pequeña pero era muy tarde su cuerpito no resistió", cuenta Suasnavas.

Nena fue trasladada a un hogar temporal junto a su cachorro, pero él murió a los 15 días. Luego la mamá fue enviada al refugio de la fundación donde vive hasta el día de hoy. Comparte su casa con otros 35 canes rescatados de diferentes condiciones. De eso ya es un año y Nena sigue esperando por una familia.

Es una mezcla de pastor alemán de aproximadamente dos años de edad. Es inteligente, cariñosa y muy agradecida que será un complemento perfecto para cualquier familia que se anime a darle una nueva oportunidad.

Si estás interesado en adoptarla o apadrinarla puedes comunicarte con la fundación Paraíso Huellas en su página de Facebook También puedes enviarnos un mensaje con tus datos de contacto a mascotas@elcomercio.com. La adopción está disponible solo para Quito y sus valles.