Los gatos que tienen libertad de movimiento para entrar y salir de casa tienen más riesgo de contagio. Foto: Pexels

Los gatos que tienen libertad de movimiento para entrar y salir de casa tienen más riesgo de contagio. Foto: Pexels

Todo lo que debes saber de la leucemia felina

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Adoptar un gato puede ser una experiencia gratificante. Estos mininos son una excelente compañía para niños y adultos y no requieren tanta atención como un perro. Pero al tratarse de uno que tenga leucemia felina, los adoptantes suelen desistir.

La razón detrás de esta decisión es que muchos de ellos tienen miedo de que la infección se transmita a otros miembros de su familia. A continuación te derrumbamos algunos mitos que rondan a esta enfermedad.

Tal vez una de las razones por las que no quieras adoptar a un gatito con leucemia es que te preocupa que se transmita a tu pareja o hijos. Esto es un falso. Esta enfermedad se contagia por el virus FelV que afecta únicamente a los gatos, explica Juan Carlos Molina, médico veterinario de la Clínica Brasil. El FelV se transmite través del contacto con la saliva, el alimento del felino infectado, arañazos, y contacto sexual.

Lo que sucede con la leucemia felina es que el virus ataca a las células sanguíneas causando una especie de cáncer en la sangre. Los síntomas pueden incluir pérdida de apetito, infecciones de la piel, gingivitis, úlceras, estomatitis, pérdida de peso, anemia, anorexia, entre otras. Debido a que su sistema inmunológico no funciona, por lo general estos felinos pierden la vida a causa de una enfermedad oportunista o de base.

Otra de las preocupaciones que puedes tener es que tu mascota necesite muchos cuidados médicos y medicinas de por vida. En realidad, estos animales, una vez identificado el virus, pueden vivir sin problema con algunas precauciones.

Dependiendo del estado de salud del minino, pueden vivir desde unos meses a algunos años. Todo dependerá del cuidado que reciba. Al ser un virus que está en el ambiente  se recomienda mantener al animal dentro de casa y sin contacto con otros gatos. Esto principalmente para evitar la propagación de la enfermedad,

Hay vacunas en el mercado que se aplican a los cachorros. Estas inyecciones tienen la finalidad de que desarrollen una respuesta de su sistema inmune para una posible infección. Sin embargo, esto no es una garantía de que el animal no contraiga el virus.

En definitiva, adoptar un gatito con leucemia no te provocará problemas de salud, pero sí podrá ayudar a un pequeño peludo a vivir mejor. En los casos de personas con sistema inmunológico débil, los médicos recomiendan evitar las mascotas, no por la transmisión de este virus sino para evitar alergias y otras enfermedades que sí se pueden contagiar.