Los huéspedes deben tener la posibilidad de estar en espacios abiertos y seguros para ejercitarse. La jaula causa estrés, ansiedad y depresión.

Los huéspedes deben tener la posibilidad de estar en espacios abiertos y seguros para ejercitarse. La jaula causa estrés, ansiedad y depresión. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Mascotas tienen su hotel de verano

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Las opciones más frecuentes de los viajeros son dejar a la mascota en casa de un amigo, un familiar o llevar a los peludos a un hospedaje. Esta última opción puede ser la mejor alternativa, pues permite a las mascotas ejercitarse y socializar.

En Quito existen varias opciones que brindan promociones y servicios complementarios como peluquería y transporte puerta a puerta. Antes de dejar al perro o gato en un hotel, es indispensable conocer las instalaciones, dice Verónica Garcés, de Huespet. “Deben tener sombra y acceso a agua fresca todo el tiempo”, indica. Además, lo ideal es que no pasen todo el tiempo metidos en una jaula.

Las actividades que se realizan en el hotel deben incluir tiempo de esparcimiento al aire libre, juegos, horarios para comer y un aseo frecuente de las instalaciones. Esto contribuye al bienestar de los animales durante el hospedaje.

Los requisitos, aunque puedan parecer engorrosos, también son un indicador de los cuidados que tienen los huéspedes. Carolina Redín, de Woof Garden, cuenta que todos los huéspedes deben tener su carné de vacunas al día, desparasitantes y antipulgas. “La de la traqueobronquitis o tos de perrera es importante para evitar que se enfermen aquí los perritos”.

Los dueños de los animales de compañía deben revisar las habitaciones y conocer la seguridad de los hoteles. Algunos tienen un circuito de cámaras de seguridad para que las personas puedan observar a sus mascotas a cualquier hora del día. Otros centros tienen personal que envía fotos y videos a diario.

Los precios varían dependiendo del lugar y los servicios que se requieran. Una noche de hospedaje puede costar entre USD 5 y USD 20. Cuando se trata de viajes largos, hay paquetes especiales que ofrecen descuentos por estadías superiores a cinco días.

Se recomienda a los dueños llevar también las pertenencias de la mascota como cama, comida, platos y un juguete para que se sienta cómodo y en un ambiente familiar.