La mascota necesita dos tipos de comida

Gabriela Castellanos 
Redactora (I)

Una de las formas de garantizar la salud de las mascotas es a través de la alimentación balanceada y de calidad. Por esta razón, elegir el tipo de dieta que llevará el perro o gato que llega a su nuevo hogar es una decisión de alta responsabilidad.

Para tomar esta resolución, los dueños de animales de compañía se basan en recomendaciones de los criadores de animales, vendedores, familiares y amigos. Otras personas también consultan con médicos veterinarios.

“En el primer chequeo que realizamos a un cachorro podemos analizar qué tipo de comida será mejor para él”, explica Belén Morejón, médica veterinaria. “Usualmente explicamos a los ‘padres primerizos’ sobre la cantidad, la frecuencia y cómo se evita el sobrepeso o la obesidad”, agrega.

Una de las consultas que recibe con frecuencia es sobre el tipo de alimentación. Las dietas húmedas, asegura la especialista, son beneficiosas pues los alimentos están en un estado más cercano al natural.

“Por lo tanto los nutrientes están mejor conservados”, agrega. La cantidad de proteína por cada porción suele ser mayor que la del alimento seco y tienen menos carbohidratos -el alimento seco se hace a base de harinas de diferentes fuentes de proteína-.

La combinación de alimentos húmedos con secos es lo más recomendable para las mascotas. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO.

La combinación de alimentos húmedos con secos es lo más recomendable para las mascotas. Foto:  Pixabay.


Un estudio del American Holistic Veterinary Medical Association mostró que los gatos que se alimentan con balanceado seco no alcanzan buenos niveles de hidratación. Esto responde a que estos animales -y los carnívoros en general- obtienen la cantidad de agua necesaria para vivir de las presas que cazan.

Una encuesta de 2016 analizó los hábitos de consumo de los propietarios de gatos con respecto a la alimentación. 37% de los dueños de felinos prefieren el alimento húmedo. Al contrario, 16% de los encuestados dijo que compra alimento seco. El resto hace una combinación entre ambos tipos de dieta.

El alimento seco también presenta beneficios y es el más usado entre los dueños de animales de compañía por la variedad de sus presentaciones.

Su almacenamiento es bastante sencillo. El empaque original se puede sellar con una pinza y durará un largo tiempo. Además es más fácil medirlo para dárselo a las mascotas.

Estas dietas también están formuladas para proveer de la cantidad de vitaminas, minerales, proteínas y otros nutrientes necesarios para su salud. “Cuidan su dentadura porque las pepas remueven una gran cantidad de sarro que se acumula”, indica Morejón.

La recomendación es hacer una combinación que resulte conveniente para los dueños y nutritiva y agradable para las mascotas. Lo importante es asegurarse de que cada animal recibe la cantidad de nutrientes necesarios según su tamaño, edad, raza y nivel de actividad física. “No hay dos mascotas iguales, cada uno de los animales merece un análisis nutricional”, concluye.