Estos son los lugares ‘pet friendly’ de Quito

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Salir con tu perro no siempre es posible, especialmente si vas a restaurantes o cafeterías. ¿Te ha pasado? Gracias a la iniciativa ‘pet friendly’ esto puede cambiar.

Cada vez son más los locales que permiten el ingreso de animales de compañía a sus instalaciones. Los dueños y administradores de estos espacios concuerdan en la razón: se necesitan más espacios para socialización con las mascotas.

José Miguel Proaño, estudiante de gastronomía, visita la cafetería Jürgen con frecuencia. La razón de sus visitas regulares es que puede ir con su perro Terry y disfrutar de la tarde con un café entre amigos. “No me gusta dejarlo solo, está acostumbrado a salir siempre conmigo”, cuenta.

De forma similar, Cristina Pineda y Liz Cabrera visitan Al mio modo cada fin de semana con Toby y Paquito, sus mascotas. Uno de los socios, Álvaro Zúñiga, dice que pensó en el concepto ‘pet friendly’ desde el principio. “Siendo dueño de un animal de compañía me di cuenta de que no habían suficientes lugares a donde lo podía llevar”.

Cristina Pineda con su mascota Toby y Liz Cabrera con su perro Paquito en Al mio modo. Foto: Gabriela Castellanos / Narices Frías

Cristina Pineda con su mascota Toby y Liz Cabrera con su perro Paquito en Al mio modo. Foto: Gabriela Castellanos / Narices Frías

La corriente de espacios ‘amigables con las mascotas’ ya lleva algún tiempo. Sin embargo, todavía son pocos los lugares que muestran este tipo de apertura. En Quito, por ejemplo, hay menos de 10 locales identificados con estas características.

La empresa Lord Guau trabaja en una guía para dar a conocer estos sitios. Uno de los beneficios que identifican es a nivel comercial. Para ellos, los locales ‘pet friendly’ generan fidelidad. “Si hay un restaurante o cafetería a donde sabes que puedes ir con tu mascota, vas a ir siempre”, indica César Gómez, encargado de la guía.

Detrás del tema comercial hay algo aún más importante y tiene que ver con la tenencia responsable y la socialización de los perros y gatos. “Cuando tienes esa conciencia de que tu mascota es un miembro de tu familia que te acompaña y te da alegrías, ¿por qué no abrirle el mundo para que lo disfrute contigo?”, concluye Gómez.