Los criadores querían un animal que sea una mascota pero con apariencia de lobo. Foto: Wikicommons.

Los criadores querían un animal que sea una mascota pero con apariencia de lobo. Foto: Wikicommons.

Estos son los lobos de ‘Juego de Tronos’

Redacción Narices Frías (I)

Si no estás al día con los capítulos de la serie ‘Juego de Tronos’ detente y no leas esta nota. Te advertimos que puedes encontrar ‘spoilers’. Ahora bien, si igual decides leerla te contaremos quiénes son estos ‘lobos huargos’.

Vamos desde el principio. Durante las primeras temporadas los hijos de Ned Stark, patriarca y señor de Invernalia, adoptan un lobo cada uno. En total había seis cachorros, hasta el más reciente episodio. Luego de seis temporadas quedan solo dos de estos fieles compañeros: Fantasma y Nymeria.

Estos animales en realidad no son lobos sino perros de raza Northern Inuit. Esta raza no está reconocida oficialmente por las autoridades ni clubs caninos internacionales. Se trata de un cruce que se creó con el fin de tener un perro doméstico que sea muy parecido a un lobo.

Para lograrlo cruzaron Pastores Alemanes con Huskies Siberianos, y Alaskan Malamutes. Como resultado obtuvieron un animal grande y atlético. Las hembras pueden medir entre 58-71 centímetros de altura y los machos desde 58 hasta 81 centímetros.

Aunque los perros de la serie son muy bien entrenados, la raza Northern Inuit no es para cualquiera. El can puede ser obstinado y volátil por lo que son muy difíciles de adiestrar. Por esta razón se recomienda iniciar el proceso lo antes posible. Se desempeñan bien en actividades deportivas y en búsqueda y rastreo por su fuerte instinto de presa.

Contrario a lo que se piensa popularmente, estos animales no necesitan demasiado ejercicio. Basta una caminata diaria de entre 20 minutos y una hora, según la Asociación de Northern Inuits. Muchos de estos perros tienen estómagos sensibles por lo que se recomienda alimentarlos con balanceado premium alto en proteína o, en su defecto, con dietas crudas.

Además hay que tomar en cuenta algunas enfermedades que suelen atacar a esta raza. La displasia de cadera y codos es frecuente, al igual que en los Pastores Alemanes. También pueden tener problemas hereditarios en los ojos como glaucoma.

Más allá de estas enfermedades, el carácter de estos animales es muy similar al de otros perros. Son nobles, leales y pueden sufrir ansiedad por separación cuando son alejados de sus dueños, un carácter similar al que se muestra en la pantalla.