Leia tiene 2 años y es de raza mediana. Fue rescatada en el sur de Quito en enero del 2016 y se encuentra en adopción. Foto: cortesía de RUNA Ecuador.

Leia tiene 2 años y es de raza mediana. Fue rescatada en el sur de Quito en enero del 2016 y se encuentra en adopción. Foto: cortesía de RUNA Ecuador.

Leia, una perrita que sobrevivió al maltrato callejero

Redacción Narices Frías (I)

Un mensaje enviado a la página de Facebook de RUNA Ecuador (Rescate y Unidad por la Naturaleza Animal) salvó la vida de Leia en enero del 2016. Moradores de un barrio del sur de Quito escribieron que la perrita estaba gravemente herida. Inmediatamente, los miembros de la organización acudieron a rescatarla.

Los vecinos del barrio contaron que alimentaban diariamente a Leia, pero ese día había llegado sangrando por la boca y por la nariz. Además, uno de sus ojos estaba inflamado. Los miembros de RUNA la llevaron de urgencia a la Clínica Veterinaria del Valle ubicada en Miravalle, camino a Cumbayá.

Cuando llegó, su cuadro clínico no era bueno. Mientras vivía en la calle, Leia había sido atropellada y no había recibido ninguna atención médica. Sus heridas se habían curado solas pero parte de su cola se había caído.

Los doctores realizaron los exámenes necesarios. Una radiografía demostró que los golpes recibidos le habían causado una fractura en el cráneo y sus pulmones estaban llenos de agua. Además, estaba preñada, “pero por el golpe los bebés habían muerto adentro” cuenta María José Cuesta, fundadora de RUNA.

Por medio de una radiografía se constató que Leia tenía una fractura en el cráneo. Foto: Cortesía RUNA Ecuador.

Por medio de una radiografía se constató que Leia tenía una fractura en el cráneo. Foto: Cortesía RUNA Ecuador.

Leia estuvo internada en la clínica cuatro semanas. Durante los primeros días no quería comer. Repetidas nebulizaciones hicieron que, poco a poco, el líquido de sus pulmones desapareciera y así pudo volver a respirar con normalidad. Una vez recuperada, los doctores la vacunaron y esterilizaron.

Leia nebulización

Los gastos para su recuperación fueron cubiertos, en gran parte, por la comunidad de Facebook. A través de la página de RUNA, los usuarios conocieron el caso de Leia y realizaron depósitos en la cuenta bancaria de la organización.

Un mes después, Leia salió de la clínica y ahora está hospedada en el refugio de RUNA junto a otros 23 amigos de cuatro patas. “Es juguetona y amigable tanto con personas como con otros animales”, comentó Cuesta.

Al igual que sus compañeros del refugio, Leia está esperando que una familia la adopte y le de el cariño que se merece. Para hacerlo, usted puede comunicarse con RUNA a través de su página de Facebook, al mail runaecuador@hotmail.com o llamando al 0998232423.