En las imágenes que se estudiaron, los animales mostraban señales físicas de estrés. Foto: Flickr, cuenta: DavideGorla

En las imágenes que se estudiaron, los animales mostraban señales físicas de estrés. Foto: Flickr, cuenta: DavideGorla

La ciencia no ha  probado que a tu perro no le gustan los abrazos

Redacción Narices Frías (I)

Probablemente te habrás encontrado con titulares como ‘A los perros no les gustan los abrazos’ o ‘Investigación muestra que no se debe abrazar a un perro’. Si aman tanto a sus mascotas como nosotros, esta noticia les cayó como un balde de agua fría. ¿Es posible que eso que nos hace tan felices sea tan desagradable para nuestros mejores amigos?

La respuesta es no. Al menos no se ha comprobado científicamente. La idea de que no se debe abrazar a los perros salió de un artículo publicado por el profesor de psicología y experto en comportamiento canino, Stanley Coren.


Él realizó una búsqueda en Google y Flickr para encontrar imágenes de humanos abrazando canes. Coren concluyó que, en 81,6% de las fotos, los animales mostraban algún signo de estrés, ansiedad o incomodidad.

“La señal más común de ansiedad es cuando el perro mueve su cabeza hacia el lado opuesto de lo que sea que lo esté molestando”, dice Coren. Orejas caídas y bostezos también son signos visibles de incomodidad. Los ojos de tu pequeño peludo podrían decir mucho de su estado de ánimo. Cuando se muestra la parte blanca del globo ocular (como una media luna), se interpreta como una señal de estrés.

Una de las señales de estrés se observa en los ojos del animal y en las orejas caídas. Foto: Wikicommons.

Una de las señales de estrés se observa en los ojos del animal y en las orejas caídas. Foto: Wikicommons.

Hasta aquí todo bien. Pero, ¿por qué no decimos que la ciencia lo probó? “Es una serie de observaciones casuales”, dijo el autor al Washington Post, y agregó que los datos que obtuvo no pasaron por un proceso de revisión que legitime sus conclusiones. Mientras no haya un estudio más formal, no se puede concluir que los abrazos no son bien recibidos por los animales de compañía.

Una investigación más profunda debería conocer el contexto en el que se tomaron las fotos como el estado emocional del perro, si había algún tipo de control, si los animales habían comido, si habían salido a pasear, entre otros factores. Pero sabemos lo que te estás preguntando, ¿puedo o no abrazar a mi perro?

Los abrazos son comportamientos característicos de los primates. En algunos monos se han observado estos comportamientos, pero no en canes. Si estás pensando en mostrarle tu cariño con un gran abrazo de oso tal vez no sea la mejor idea. Te recomendamos intentarlo con una galleta o un paseo. Tu perro seguro te lo agradecerá.