Otis vive en la comunidad de Sinton, en Texas. Su imagen cargando una bolsa de comida tras el paso del huracán Harvey se volvió viral. Foto: Facebook Tiele Dockens

Otis vive en la comunidad de Sinton, en Texas. Su imagen cargando una bolsa de comida tras el paso del huracán Harvey se volvió viral. Foto: Facebook Tiele Dockens

La historia de Otis, el perro que se volvió viral tras el huracán Harvey

Redacción Narices Frías (I)

La tormenta tropical Harvey dejó a cientos de personas sin hogar en Texas. Entre las imágenes que se compartieron de la emergencia, hubo una que llamó especial atención y sí, tiene que ver con un perro.

Tiele Dockens difundió la fotografía de un can que deambulaba solo por las calles de la comunidad de Sinton, en Texas. El pequeño llevaba una bolsa de balanceado. La imagen fue compartida más de 42 000 veces en Facebook como un símbolo de lo que estaba ocurriendo y recibió más de 20 000 reacciones.

Poco después se conoció la verdadera historia de este pequeño. Su nombre es Otis y tiene dueño. Salvador Segovia, de 65 años, se encontraba cuidando del perro la noche del viernes 25 de agosto de 2017. El can le pertenece a su nieto Carter de cinco años, que tuvo que evacuar la zona.

Salvador también fue obligado a evacuar, pero dejó al perro en la parte trasera de la casa con agua y comida. Cuando regresó Otis ya no estaba.

Al notar su ausencia salió a buscarlo en su automóvil, luego de que un vecino le comentó que había visto al can con una bolsa de comida. El abuelo le dijo al medio Houston Chronicle que seguramente la tormenta lo asustó.

Mientras tanto, Dockens había seguido a Otis para saber a dónde se dirigía. Luego de unos minutos llegaron a la casa de Salvador. “¿Es su perro el que viene por el camino?”, le preguntó al hombre en la puerta de su casa. Entonces el abuelo lo vio y le ayudó a entrar a casa, reportó el Boston Globe.

Otis llegó a la familia Segovia cuando su primer dueño decidió abandonarlo. Lo subió a su camioneta y pasó por la casa de Salvador. Le dijo que si él no quería al perro lo dejaría en la carretera. El hombre no dudó y lo acogió en su casa y decidió adoptarlo para su nieto.