Tombili se convirtió en un fenómeno viral por su postura relajada en las fotos. Tras su muerte, una asociación creó una réplica en bronce.  Foto: Infobae América.

Tombili se convirtió en un fenómeno viral por su postura relajada en las fotos. Tras su muerte, una asociación creó una réplica en bronce. Foto: Infobae América.

La historia del gato callejero que tiene su propia estatua

Infobae América (I)

No es una historia más. Es muy común ver como las personas observan y fotografían a los animales -propios y ajenos- mientras realizan movimientos llamativos que exceden las capacidades comunes de su especie. Es parte del hobbie que comparte una gran cantidad de seres humanos en el mundo: retratar un momento único y compartirlo en las redes sociales.

Y así nació la fama de Tombili, un gato que se volvió una estrella en el distrito de Kadikoy, en Estambul (Turquía). Su relajada postura, acodado a los cordones de las veredas, llamaron la atención durante años de los turistas que descubrían a este personaje entre las calles turcas.

Tombili se convirtió en el gato más famoso de Turquía por su pose tradicional. Foto: Infobae América.

Tombili se convirtió en el gato más famoso de Turquía por su pose tradicional. Foto: Infobae América.

Yakup Yükseler -su dueño- logró que su imagen sea viral luego de publicar una foto en su cuenta de Instagram. Utilizó ese espacio para exhibir otras imágenes de su mascota, demostrando cómo le gustaba descansar a Tombili.

Tombili falleció el 1 de agosto y ese fue el motivo por el cual la asociación de animales Anatolian Cat decidió esculpir al gato en su clásica postura. La estatua, diseñada por el escultor turco y amante de los animales Seval Sahin, inmortalizó su postura, que se asemeja a los parroquianos que se apoyan en la barra de un bar.

Al ser de tamaño real, la escultura llama la atención de otros gatos quienes se acercan a observarla. Foto: Infobae América.

Al ser de tamaño real, la escultura llama la atención de otros gatos quienes se acercan a observarla. Foto: Infobae América.


Inspirado en la foto que se hizo viral, Yakup Yükseler mandó a esculpir una figura a tamaño real de su gato en bronce, la cual fue colocada en la misma calle donde se tomó la imagen. Al ser a tamaño real, la escultura llamó la atención de otros gatos, que se acercaron para contemplar al felino inmortalizado.

"El objetivo es llamar a la gente a apreciar las relaciones con los gatos callejeros. Con suerte, esta hermosa escultura motivará a amar y respetar a los animales un poco más", explicaron desde Anatolian Cat.

La estatua fue inaugurada durante los primeros días de octubre y en pocos días se han acercado miles de personas a conocer la historia y a honrar la memoria de Tombili, entregando bebidas y comidas como ofrendas.