Algunos gatos pueden reaccionar cuando los acarician. En ocasiones intentan pedir a sus dueños que se detengan. Foto: Pixabay

Algunos gatos pueden reaccionar cuando los acarician. En ocasiones intentan pedir a sus dueños que se detengan. Foto: Pixabay

¿Por qué algunos gatos muerden cuando los acarician?

Redacción Narices Frías (I)
mascotas@elcomercio.com

Si tienes un gato y un perro, seguramente sabes que tu interacción con cada uno de ellos es distinta. Si acaricias a tu minino tal vez hayas experimentado que repentinamente te muerde. ¿Por qué lo hace?

Existen algunas razones detrás de este comportamiento. La primera es que no necesariamente se trata de una agresión. En ocasiones, tu gato puede estar diciendo ‘basta de caricias por hoy’, según el portal Concious Cat, especializado en comportamiento felino.

Esto ocurre porque muchos gatos son extremadamente sensibles. Para que lo entiendas mejor, imagínate que tienes una alta sensibilidad a las cosquillas al punto que una caricia te genera mucha incomodidad. Ahora imagínate que tú hablas español y la otra persona habla alemán o ruso, o mandarín. Intentarías hacer que se detenga. Pues bien, las mordidas son su forma, un tanto peculiar, de decir: “detente”.

Otra razón puede ser porque el felino está recibiendo atención no deseada o lo estás acariciando en un lugar incorrecto. Tu perro recibirá todas las caricias sin importar cuánto tiempo pase. Es más, las buscará constantemente. Esto no ocurre con los gatos. La mejor opción es acariciarlos únicamente cuando ellos lo buscan para evitar estas mordeduras.

¿Dónde acariciar a tu mascota?


Según el portal Wisconsin Pet Care, otra de las razones es la estática que se produce al frotar el pelaje de tu amigo con bigotes. Acariciarlos constantemente puede generar pequeños shocks eléctricos y tu mascota asociará esta sensación incómoda y molesta con tu caricia. Entonces reaccionará para que te detengas.

Estas mordidas, según los estudios, no generan heridas profundas. Más bien se trata de una especie de alerta para ahuyentar un peligro. Si tu mascota te genera heridas grandes que atraviesan la piel y también notas un comportamiento agresivo, es mejor consultar con un especialista para solucionar este problema.

¿Cómo corregir este comportamiento? Pues lo primero que debes saber es que tu gato debe aprender que no es correcto morder desde temprana edad. Si observas esta conducta cuando juega, trata de cambiar de actividad a algo que no involucre persecución y caza.

Si tu gato te muerde, no le grites. Esto solo le provocará más miedo. Si lo regañas, probablemente también lo interprete como una respuesta alentadora a ese comportamiento. Otras recomendaciones incluyen evitar movimientos bruscos cerca del felino para evitar que se sienta amenazado.