Topaze se extravió de su vivienda hace 11 años. El pasado 27 de marzo de 2017, sus dueños Daniel y Nathalie recibieron una llamada de una mujer que les dijo que había encontrado a su mascota a 500 kilómetros de su casa, cerca de la frontera entre Francia

Topaze se extravió de su vivienda hace 11 años. El pasado 27 de marzo de 2017, sus dueños Daniel y Nathalie recibieron una llamada de una mujer que les dijo que había encontrado a su mascota a 500 kilómetros de su casa, cerca de la frontera entre Francia y Alemania. Foto:.lavoixdunord.fr

Una familia francesa encuentra a su perro extraviado hace once años

Redacción Narices Frías
Agencia EFE (I)

Una familia francesa encontró a su perro once años después de que se hubiera extraviado en los alrededores de Gravelines, en el norte de Francia, informó ayer, 4 de abril de 2017,  el diario La Voix du nord.

El can , que se llama Topaze y hoy tiene 15 años, fue hallado cerca de Moselle, a 500 kilómetros al sur de Gravelines, y pudo ser identificado por su chip electrónico y una marca en la piel.

El can llegó a la familia como un regalo de Navidad en el año 2002 y vivió con ellos cuatro años hasta que se extravió en el 2006. Había acudido con su amo Daniel Fournier a recoger a una de sus hijas. Mientras la saludaba, el perro se bajo del auto y desapareció. Aún tenía su correa alrededor del cuello. 

Su familia lo buscó incansablemente, según relataron al medio francés, pegaron carteles en las calles, en tiendas, en buzones, en esquinas, peluquerías, veterinarios y semáforos, pero el Topaze nunca apareció. Su familia siempre lo recrodó. 

Dos meses después de que el can se extravió, sus humanos le dieron la bienvenida a su hogar a Chanel quien "nunca reemplazó" al perro, asegura Daniel.  En un inicio, cuando la familia recibió la llamada que les anunciaba que habían encontrado a su perro pensaron que se refería a Chanel cuando realmente era Topaz. "La emoción era demasiado fuerte", dice el hombre. 

Daniel y Nathalie, su esposa, no dudaron en acudir a Moselle cuando recibieron la llamada. El lugar se encuentra a 500 kilómetros de su vivienda y está cerca de la frontera entre Francia y Alemania. 

Nathalie, la madre de familia, reaccionó emocionada ante el hallazgo, aunque lamentó el mal estado en el que fue encontrada su mascota  el pasado 27 de marzo. "No ha podido vivir muchas cosas bonitas" con nosotros, dijo la mujer en declaraciones al medio francés.

La familia sabe que quizás nunca responderá a la pregunta de qué sucedió con su perro durante once años. Suponen que fue robado, pero no lo pueden asegurar.  Sus dueños dicen que el can no los reconoció en el reencuentro "pero todavía es temprano. No sabemos dónde vivió y tal vez no entiende Francés", afirman.