Imagen referencial. Especialistas recomiendan a los dueños de perros acudir a un médico si notan que su animal de compañía ha envejecido repentinamente. Foto: Pixabay.

Imagen referencial. Especialistas recomiendan a los dueños de perros acudir a un médico si notan que su animal de compañía ha envejecido repentinamente. Foto: Pixabay.

El 21% de los perros mayores de 8 años muestra signos de demencia

Agencia EFE (I)

Uno de cada cinco perros mayores de ocho años -equivalente a unos 50 años humanos- muestran síntomas de demencia similares a los del alzhéimer en humanos, según una encuesta del ámbito académico veterinario publicada hoy (2 de noviembre de 2016).

El sondeo, realizado en 2015 y 2016 por la investigadora japonesa Mami Irimajiri, hasta octubre profesora adjunta en la Universidad de Veterinaria y Ciencias Biológicas de Tokio, también determinó que sólo el 17% de los canes susceptibles de padecer demencia han sido trasladados a veterinarios para comprobar sus síntomas.

Si el problema se detecta temprano, los síntomas pueden aliviarse alterando la alimentación o el estilo de vida de los perros, indicó a la agencia Kyodo Irimajiri, quien espera que "los propietarios de los perros busquen consejo médico lo antes posible si notan que sus canes han envejecido de repente".

La investigadora considera que la supervisión de especialistas es importante, dado que los tranquilizantes e inhibidores son las únicas opciones para lidiar con perros con demencia severa.


El sondeo se realizó en una muestra de 961 perros en hospitales veterinarios y perreras de Japón. Se les preguntó a sus dueños acerca de factores como el ritmo de sueño de sus mascotas, su comportamiento excretorio y las reacciones hacia ellos.

Con base en las respuestas se determinó que de los 547 perros de ocho o más años, 116 (el 21%) podrían padecer este síndrome que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades cotidianas.

Entre los síntomas de la demencia en los perros se incluyen los ladridos por la noche, debido a una alteración del ciclo normal de sueño y vigilia; un incremento de la agresividad o el que sean incapaces de sentarse u olviden sus hábitos de excreción.

La conclusión del sondeo llega después de que investigadores de la London School of Economics (LSE) y la Universidad de Edimburgo determinasen en su estudio Un factor de inteligencia general en perros (A general intelligence factor in dogs) -publicado en el volumen de marzo-abril de la revista especializada Intelligence- que los perros desarrollan demencia de forma similar a los humanos.