En el  al estadio La Pulida, ubicado al norte de Quito, PAE realizó hoy, 26 de febrero de 2016, una jornada de esterilización de mascotas. Foto: Santiago Sarango/ Narices Frías.

En el al estadio La Pulida, ubicado al norte de Quito, PAE realizó hoy, 26 de febrero de 2016, una jornada de esterilización de mascotas. Foto: Santiago Sarango/ Narices Frías.

Así es una jornada de esterilización con la Unidad Móvil de PAE

Redacción Narices Frías (I)

Con la unidad móvil de esterilización, un camión que hace las veces de una sala quirúrgica, Protección Animal Ecuador (PAE) recorre la mayoría de barrios de la capital y fuera de ella para poner al alcance de todos los interesados la cirugía, a un costo de USD 22. Este viernes 26 de febrero de 2016 llegaron al estadio La Pulida, al norte de Quito.

Cerca de 20 personas se dieron cita a una nueva jornada de esterilización. Octavio Bejarano, responsable logístico de las campañas, fue quien dio la bienvenida a las personas que acudían a las instalaciones del estadio.

“En éste sector hemos tenido un aceptación muy importante. Es la segunda vez que acudimos y el compromiso que las personas tienen permite dar pasos importantes en los procesos de esterilización”, agrega Bejarano.

El procedimiento para esterilizar una mascota toma alrededor de una hora. En primer lugar se receptan los datos del propietario y de la mascota. Luego se recibe la charla explicativa y se asignan los turnos.

Antes de someter al animal a la esterilización se ofrece una charla explicativa para los propietarios. Foto: Santiago Sarango/ Narices Frías.

Antes de someter al animal a la esterilización se ofrece una charla explicativa para los propietarios. Foto: Santiago Sarango/ Narices Frías.

Posteriormente el animal de compañía es llevado a la unidad móvil de esterilización donde se procede a tomar signos vitales; inyectar en una de sus patas delanteras el calmante y, finalmente, el rasurado de uno de sus costados, lugar donde se procederá a realizar la cirugía, bajo la técnica lateral, donde la incisión ocurre a un costado del cuerpo del animal.

La doctora Ana Julia Guerra, quien lleva 4 años vinculada a la Fundación, explica que la cirugía de esterilización es un proceso altamente confiable y con varios beneficios para la mascota y su propietario. Por ejemplo, se evita el aparecimiento de tumores en las glándulas mamarias en el caso de las hembras y, en el caso de los machos, se evita el problema de la próstata.

De manera concreta, Guerra explica que el proceso quirúrgico, en el caso de las hembras, extirpa el útero completo, impidiendo que la perra vuelva a entrar en celo.  En el caso de los machos, se extirpa los dos testículos. Ambos procedimientos se realizan con anestesia general, con la cual el perro o gato no siente ningún tipo de dolor.

Para el proceso quirúrgico, el paciente debe estar completamente sano. Es decir, con su calendario de vacunas al día. Otros requisitos son que el animal haya cumplido los cinco meses de vida y que no presente problemas de sobrepeso.

PAE realiza sus jornadas de esterilización en esta unidad móvil. Foto: Santiago Sarango/ Narices Frías.

PAE realiza sus jornadas de esterilización en esta unidad móvil. Foto: Santiago Sarango/ Narices Frías.


Josefina, una perra castiza que fue encontrada en un basurero en el sector de la Forestal, reunía todas las condiciones para la cirugía y, a pesar de residir en el cantón Loreto, ubicado en la provincia de Francisco de Orellana, llegó junto a su propietario, Vladimir Ruiz, a la jornada de esterilización.

“En Loreto, cuando una perra queda preñada la botan al río con sus cachorros. Esa cultura es algo que se debe erradicar”, comenta. La falta de campañas de esterilización en el Oriente ecuatoriano fue otra de las circunstancias que motivó a Ruiz a acudir a la capital.

Al igual que Ruiz, Juan Pablo Bustos también desea un escenario distinto para su mascota que habría sido usada para reproducción.  En la unidad móvil de PAE, la  veterinaria le comentó que pese a tener 3 años, su perra ya había tenido 5 camadas. El abdomen del animal presenta inflación en el área de las mamas producto de la cantidad de cachorros que tuvo.

Para Bustos que la cirugía extirpe el útero completo de su mascota es una medida necesaria, luego del pasado que vivió y pensando en el ambiente familiar y de armonía que le desea brindar. De hecho, ese ambiente familiar es el que más notará los resultados de la esterilización según la veterinaria Guerra.

Luego de 7 días el paciente puede volver a sus actividades normales, obviamente, manteniendo los debidos cuidados en el proceso de recuperación del animal, como evitar que se lama la herida y llevar el control adecuado de su medicación.

Las jornadas de esterilización de PAE recorren constantemente los barrios de la capital y fuera de ella de miércoles a domingo. Si se está interesado en que visiten un lugar en específico se puede comunicar  a través de la página Facebook de la Fundación.